Academia Campus Ciencia Salud

Plan de Vacunación en México contra la COVID-19

Jorge Baruch Díaz Ramírez/Diana Rojas
A menos de un año la comunidad global de científicos ha explotado todos los recursos disponibles para cumplir tres objetivos: reducir la transmisión, la carga de la enfermedad y el número de muertes

Se ha dado un paso más para combatir la pandemia de la COVID19 en nuestro país. México ha anunciado su plan de vacunación con el objetivo de reducir las muertes ocasionadas por esta enfermedad. A partir de diciembre de 2020 y hasta el primer trimestre de 2022 se contempla alcanzar una cobertura de vacunación de al menos el 75 por ciento en las personas con 16 años y más. Comenzará con el grupo de trabajadores de la salud y enseguida, de forma descendente, por décadas de vida a partir de aquellos con 80 años y más, después los de 70 a 79, posteriormente de 60 a 69 y así sucesivamente.

El avance científico y tecnológico para el desarrollo de una vacuna efectiva y segura para combatir la infección por el virus SARS-CoV-2 y los diferentes grados de la enfermedad COVID19 no ha tenido precedentes en la historia. A menos de un año la comunidad global de científicos, apoyados por los gobiernos, la iniciativa privada y la sociedad civil organizada han explotado todos los recursos disponibles para cumplir tres objetivos: reducir la transmisión, la carga de la enfermedad y el número de muertes.

El reflejo de este avance es tener en la primera fila de vacunas listas para su aplicación masiva a dos de ARN mensajero, que encabezan el camino de las primeras vacunas aprobadas para su uso de emergencia en el Reino Unido y Estados Unidos de América hasta el momento. Cuentan con importantes retos de logística para su distribución y aplicación: en el caso de la vacuna de Pfizer/BioNTech será mantener una red de frío de ultra congelación a

-70ºC, recibir paquetes de 975 dosis contenidas en viales de cinco dosis y una vez reconstituidas aplicarlas en las siguientes seis horas.

Resta un largo camino por recorrer mientras esperamos nuestro turno para acceder a la vacunación. Hay que tomar en cuenta que las vacunas autorizadas son aquellas que han demostrado, en el caso de Pfizer/BioNTech, una efectividad del 95 por ciento para prevenir casos de COVID19 y una seguridad superior. Se puede decir que los efectos adversos relevantes después de aplicarse la primera de dos dosis se presentan en 3.8 por ciento de los vacunados, como fatiga y en 2 por ciento dolor de cabeza, cuya intensidad disminuye en el grupo de adultos mayores. La fase 4 en el desarrollo de una vacuna comienza con la distribución y aplicación masiva, consiste en que los vacunados reporten los efectos indeseables que se presentan dentro de los siguientes 28 días posteriores a la inoculación.

Ésta es una herramienta más que se agrega al resto de medidas como la sana distancia, el uso de cubre bocas y el disminuir nuestra interacción social al evitar reuniones familiares o con amigos, que ya han demostrado ser efectivas para controlar la pandemia. No debemos olvidar estas precauciones, jóvenes y adultos, durante el fin de año y al menos todo el 2021, ya que serán clave para asegurar una transición sostenida hacia una nueva normalidad con altos niveles de vacunación.

Seamos responsables en el combate de la desinformación, busquemos fuentes oficiales y actualizadas; practiquemos la prudencia en nuestra interacción social. Mientras tanto no olvidemos que es responsabilidad de todos mantener al corriente nuestros esquemas de vacunación contra el resto de las enfermedades contempladas en el esquema nacional de vacunación.

Deja tu comentario

Comentarios