Deportes NewsFeed

Perfección, la meta de la gimnasia de la UNAM durante el confinamiento

Neftalí Zamora /Fotografías: cortesía de Itzel González y Paulina Sala
Las gimnastas universitarias aprovechan el tiempo en casa para desarrollar más fuerza y flexibilidad, con el objetivo de alcanzar movimientos exactos.

Aprovechar hasta el último instante en casa y revisar y repetir cada movimiento una y otra vez hasta alcanzar el calibre de un reloj de alta precisión. Esa es la mentalidad al interior de la gimnasia de la UNAM durante el confinamiento por la Covid-19 que inició desde marzo pasado, en atención al llamado de las autoridades universitarias para prevenir la propagación de contagios en el país.

La convicción parte del principio de que fuerza y flexibilidad son cualidades físicas que se pueden mejorar con acompañamiento a distancia y múltiples repeticiones en espacios acondicionados, en busca de lograr que las habilidades gimnásticas y acrobáticas de las atletas auriazules permitan alcanzar, llegado el momento, el anhelo de toda persona que practica esta disciplina: el 10 de calificación.

Itzel González Nieto, alumna del CCH Sur y miembro del equipo representativo de gimnasia aeróbica de la UNAM, distingue con certeza el área de oportunidad y considera que es fundamental aprovechar el tiempo en el hogar para perfeccionar habilidades.

“Durante esta pandemia podemos aprovechar el tiempo para tener más fuerza y flexibilidad, aprender técnicas para controlar la tensión y muchas otras destrezas que nos servirán cuando volvamos a las competencias presenciales, además de que podemos analizar los movimientos y no sólo hacerlos bien, sino perfectos”, afirma la gimnasta puma.

Los integrantes de los equipos representativos de gimnasia de la UNAM se reúnen a través de Zoom y entrenan habilidades como “preparación física y elementos de gimnasia artística y aeróbica, como parado de manos y saltos”, comenta la entrenadora auriazul Luz Delfín Eroza, quien al lado de su colega Aracely Ramírez Camarillo, trabaja distintas estrategias como incluir a alumnos avanzados en las sesiones de los novatos para lograr una mayor diversidad en los entrenamientos. “Hacemos ejercicios que no ocupan mucho espacio, como clases de ballet o danza contemporánea”, añade Luz Delfín.

Lorena Galán Escajadillo, presidenta de la Asociación de Gimnasia de la UNAM, considera que la contingencia es una oportunidad inmejorable para perfeccionar técnicas: “Hay que tener la metas y las expectativas claras para saber qué es lo que hay que trabajar. La contingencia es una buena oportunidad para retomar las bases y perfeccionar técnicas que tenemos olvidadas”, subraya.

 Fundamental crear redes de apoyo

Ana Laura Valdez Espinosa, psicóloga deportiva de la Dirección General del Deporte Universitario, quien ha trabajado a distancia con los distintos representativos de gimnasia de la UNAM, considera que la creación de redes de apoyo entre los estudiantes deportistas es vital para mantener al grupo motivado.

“Lo que se trabaja es la motivación interna, es lo que les da el impulso para seguir entrenando desde casa. El hecho de que los chicos se vean por Zoom ayuda a que socialicen e interactúen. Se ríen, expresan sus emociones, se sienten identificados y se apoyan entre sí”, comparte Ana Laura Valdez.

Por su parte, Paulina Salas López, egresada de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, destaca los beneficios personales que le deja el entrenamiento pese a que lo realiza en un espacio de sólo un metro y medio en su habitación. “Si no hago ejercicio, me siento encerrada. Mantenerme activa, aunque sea en un espacio pequeño, me hace sentir más libre. Estoy haciendo mi tesis y a veces me estreso, por lo cual el ejercicio me ayuda a quitarme la tensión”, finaliza.

 

Deja tu comentario

Comentarios