Cultura

Octavio Paz y Marie José Tramini descansan en San Ildefonso

CulturaUNAM
Las cenizas del Nobel mexicano y de su compañera de vida reposan en el Memorial dedicado a su legado. El espacio, que cuenta con una sala interior y una fuente, incluye dos piezas escultóricas de Vicente Rojo; para su realización se contó con el apoyo del Patronato del Colegio de San Ildefonso.
Hoy, jueves 31 de marzo, fueron depositadas las cenizas del Nobel mexicano Octavio Paz y de su compañera Marie José Tramini, en el memorial dedicado a la pareja en el Colegio de San Ildefonso.
La ceremonia, que se llevó a cabo en el marco del 108 aniversario del natalicio de Paz, contó con la presencia de la escritora y presidenta del Consejo Asesor Honorario de la Coordinación de Memoria Histórica y Cultural de México, Beatriz Gutiérrez Müller, en representación del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, así como del presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, Rafael Guerra Álvarez; la secretaria de Cultura federal, Alejandra Frausto Guerrero; la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo, el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers, y el coordinador ejecutivo del Colegio de San Ildefonso, Eduardo Vázquez Martín.
Durante el acto solemne, en el que también estuvieron las escritoras Elena Poniatowska y Bárbara Jacobs, y el presidente en turno de El Colegio Nacional, Vicente Quirarte, el magistrado Guerra Álvarez hizo entrega de las cenizas de la pareja para su colocación en el Memorial, ubicado en un espacio interior contiguo al patio principal, y se inauguró la fuente escultórica Piedra de Sol, que el fallecido artista Vicente Rojo diseñó especialmente para la ocasión, y que se ubica en el Patio de Pasantes del Colegio.
En su intervención, Beatriz Gutiérrez Müller realizó una lectura en voz alta del poema La vida sencilla, de Octavio Paz, y afirmó “soy una convencida de que a los autores lo que más les gustó, gustaría y gustará es ser leídos”.
A su vez, la titular de la Secretaría de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero señaló que “el Gobierno de México, a través de la Secretaría de Cultura, el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, así como el Gobierno de la Ciudad de México, con el apoyo del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México y El Colegio Nacional, ha trabajado de manera decidida en el saneamiento, ordenamiento y conservación del legado de los Paz. Manos profesionales y mentes comprometidas en un proceso que ha sido complejo, harán que pronto ese magnífico acervo intelectual y físico que custodia el Estado mexicano se conozca y difunda a plenitud”.
Y agregó: “Ante el silencio o el bullicio, Paz antepuso la palabra. También puso en la palabra el signo de la trascendencia: `Soy hombre: duro poco/y es enorme la noche’. La palabra de Paz está en sus libros y a ellos habremos de volver siempre para continuar con el diálogo”.
Por su parte, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, anunció que el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de las Familias (DIF) capitalino será la institución que permanezca a cargo del cuidado y resguardo de los bienes e inmuebles del poeta, bajo la conformación de un fideicomiso, integrado por todas las instituciones participantes, que permitieron agilizar el proceso intestamentario y brindaron todas las facilidades para el depósito de sus cenizas.
“El legado de Paz está al cuidado de la ciudad y tengan la certeza de que vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos para que este patrimonio cultural de nuestro país esté en buenas manos y sea reconocido”.
Precisó que el fideicomiso logrará una autosustentabilidad para continuar con la clasificación de los diversos bienes del escritor y la definición colectiva de su fin social, además, será el instrumento que administrará los bienes y recursos provenientes de los derechos de autor y de distintas acciones para resguardar, cuidar y difundir el legado material e inmaterial del Nobel mexicano.
“A partir de hoy, sus cenizas y las de su amada ‘Marijo’ permanecerán juntos en este extraordinario espacio concebido por el maestro Vicente Rojo, así estamos cumpliendo el no inhumarlo en el Panteón de Dolores, destino que tanto detestaba y, al mismo tiempo, cumplimos en no separarlo de su compañera de vida y que sus restos y memorias se mantengan aquí, en este espacio emocional de sus deberes y placeres juveniles, aquí en su amada Escuela Nacional Preparatoria”, concluyó.
Al recibir los polvos y cenizas de Mari José Tramini y de Octavio Paz, la Universidad Nacional asume el compromiso de velar por ellos y por el legado de Octavio Paz, aseguró durante su participación, el rector Enrique Graue Wiechers.
Los mandantes del Antiguo Colegio de San Ildefonso, señaló, decidimos destinar este patio de pasantes —que hoy luce más bello que nunca con la espléndida fuente escultórica del maestro Vicente Rojo—, para servir de marco a la memoria del gran poeta mexicano y universal, orgullo nacional y de nuestra Universidad.
“Resguardemos, pues, las cenizas de este ilustre mexicano, como un símbolo de su presencia permanente para que, a lo largo y ancho de estas galerías y patios, se mantengan como fuente de inspiración para las nuevas generaciones”, dijo.
En tanto, el coordinador ejecutivo del Colegio de San Ildefonso, Eduardo Vázquez Martín, explicó que la decisión de colocar los restos del poeta y su esposa surgió como respuesta a las diversas expresiones de algunos amigos de Octavio Paz, quienes aseguraban que este no deseaba que sus restos reposaran en la Rotonda de las Personas Ilustres, en el Panteón de Dolores.
De acuerdo con Vázquez Martín, el poema Nocturno de San Ildefonso fue el mejor argumento en favor de la propuesta; posteriormente se invitó al maestro Vicente Rojo, amigo de Paz a participar en la concepción de un monumento que acogiera los restos. De esta manera, dijo, el memorial de Octavio Paz da continuidad al diálogo entre el poeta y el arte, entre el arte y la poesía, y más aún, entre arte poesía y tiempo.
“El acto de reunir hoy aquí las cenizas de Paz y Marie José nos recuerda el poder del amor y la riqueza que caracteriza la cultura mexicana, se trata de un regreso, de una vuelta, pero también quiero pensar, del anuncio de un nuevo comienzo”, señaló.
Para la instalación del memorial, el mandato de San Ildefonso acordó previamente construir el nicho y la fuente con el diseño de Vicente Rojo, amigo cercano del poeta, y cuyo trabajo fue de los últimos que dejó antes de su muerte, para lo cual contó con el decidido apoyo del Patronato del Colegio de San Ildefonso.
Bárbara Jacobs, viuda del artista plástico, señaló que esta obra es una prueba más de que Octavio Paz y Vicente Rojo se admiraban mutuamente y se querían.
La apertura del Memorial Octavio Paz – Marie José Tramini responde al acuerdo tomado en 2018 por la UNAM, las Secretarías de Cultura federal y de la Ciudad de México y El Colegio Nacional para que las cenizas del escritor fueran depositadas en este recinto; podrá ser visitado a partir de hoy, a las 14:00 horas, y en los horarios del Colegio de San Ildefonso, siguiendo los protocolos para el cuidado de la salud.
La decisión interinstitucional es un consenso emanado de diversas conversaciones ocurridas a raíz de la muerte de Tramini, el 26 de julio de 2018, debido a que el Premio Nobel de Literatura mexicano mantuvo una cercanía afectiva y literaria a lo largo de su vida con este recinto, cuna de la UNAM, en el que estudió cuando era sede de la Escuela Nacional Preparatoria y al cual le escribió uno de sus primeros y más conocidos poemas, “Nocturno de San Ildefonso”.
A la muerte de Marie José Tramini, el DIF de la Ciudad de México fungió como albacea en la sucesión de bienes de quien fuera viuda del Nobel, quien falleció intestada.
En tanto, la Secretaría de Cultura federal y el Gobierno de la Ciudad de México, a través del DIF capitalino trabajaron para que el acervo Paz-Tramini concluyera el proceso judicial. El procedimiento, que va acompañado por el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, cuenta con peritos y especialistas en el inventario de los bienes muebles e inmuebles, así como de la guía del Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam), el cual se ha encargado de su saneamiento y conservación.
Uno de los acuerdos de las instituciones convocantes es que parte de los bienes se trasladen al nuevo laboratorio de tratamiento de papel y documentos del Cencropam. El espacio que se ha adecuado exprofeso para recibir los bienes de Octavio Paz y Marie José Tramini como archivo, libros, obras de arte, fotografías y algunos muebles y pequeñas esculturas, también servirá para darles tratamiento que permita concluir su inventario.
Por su parte, el Gobierno de la Ciudad de México abrió un fideicomiso para administrar los bienes y recibir las contribuciones públicas para continuar con el inventario y posterior operación. En cuanto a las solicitudes de derechos de autor recibidas, hasta el día de hoy, todas han sido atendidas.
El Estado mexicano ha asumido con plena responsabilidad el compromiso de preservar y difundir el trabajo de Octavio Paz como un baluarte nacional de México para el mundo.
Además, en el marco del 108 aniversario del natalicio de Octavio Paz (1914-1998), el Colegio de San Ildefonso pone en marcha un programa de más de 40 actividades literarias, artísticas, editoriales y comunitarias, que se realizarán en el Memorial, sedes alternas y en línea. El programa completo se puede consultar en: http://www.sanildefonso.org.mx/paz/.

Deja tu comentario

Comentarios