Campus Ciencia NewsFeed política

No se necesita ser presidente para incidir en la vida de una sociedad: Aristegui

Daniel Francisco/ Foto: Francisco Parra/ Video: Damián Mendoza
El cambio está en manos de los ciudadanos

De los ciudadanos depende que este país cambie, no de un partido, ni de un presidente, señaló Carmen Aristegui.

Nos equivocaremos una vez más si creemos que el cambio del país depende de quien llegue a la Presidencia de México. Si no hay un músculo de la sociedad, que decida por sí misma, se organice, participe, incida, en lo que ocurre en México, la dinámica política no será la que aspiremos, agregó.

La periodista platicó ante cientos de personas en la Fiesta del Libro y la Rosa de la UNAM. Aristegui no necesita presentación entre el público universitario. Minutos antes de que comenzara su charla la gente había ocupado todas las sillas disponibles y el resto escuchaba de pie, en los pasillos, parado en las jardineras, sentados en el pasto. Quien caminaba rumbo a las carpas donde estaban los estands de las editoriales y el resto de los eventos alcanzaba a oírla y comentaban en voz baja: es ella, es Carmen Aristegui. Y sí, era ella como la visualizaban siempre: con el micrófono en la mano y hablando ante un auditorio.

Hasta hace unos meses encabezaba el rating de los noticieros radiofónicos y marcaba la agenda nacional. Hoy ya sin presencia en la radio continúa ejerciendo el periodismo desde las trincheras de internet y desde CNN y el periódico Reforma.

Aristegui manifestó su temor ante la Ley de Seguridad Interior. Indicó que ante un escenario negativo de manifestaciones e inconformidades poselectorales dicha ley ayudaría a que las fuerzas armadas se encargaran de contener a los inconformes.

Recordó una de las batallas más importantes que dio la sociedad para lograr la democratización del sistema político mexicano, la batalla de 1968. Hace 50 años los estudiantes tomaron las calles y desafiaron al poder “para desmontar un sistema”, “hecho clave, fundacional en algunos sentidos para un nuevo impulso que, desde la tragedia, se dio en México”.

El 68 no es sólo una efeméride, “es una fuerza inspiracional para un país que tiene que honrar la memoria de esos jóvenes, de aquellos que fueron abatidos en la plaza pública cuando estaban en una manifestación buscando mejores circunstancias para los ciudadanos”, concluyó.

Deja tu comentario

Comentarios