Academia Salud Sociedad

No es grave, mortal ni requiere hospitalización

Gaceta UNAM
Con las medidas adecuadas y medicación puede atenderse en casa y generalmente se cura en 14 días

La viruela del mono no es una enfermedad grave, mortal o que requiera hospitalización. Con las medidas adecuadas y medicación puede atenderse en casa y generalmente se cura en 14 días, afirmó Sarbelio Moreno Espinosa, profesor de virología en el Posgrado de Infectología de la Facultad de Medicina (FM).

Es fundamental evitar el contagio, que se transmite de piel a piel, al contacto con saliva o de la boca a los genitales o el ano de personas infectadas. El grupo más afectado son los hombres que tienen sexo con hombres, y el riesgo es mayor para mujeres embarazadas y niños pequeños, añadió.

A diferencia de la Covid-19, la viruela del mono (monkeypox) no es una nueva enfermedad, sino una que se creía endémica de África, emparentada con la viruela humana que afectó a nuestra tierra desde La Conquista y actualmente está erradicada en México. Para la viruela humana hubo una eficiente vacuna (que ayuda también para la del mono) que ya no se produce en el país desde 1980.

Durante la conferencia de prensa a distancia México y la viruela símica ¿en dónde estamos?, el pediatra infectólogo del Hospital Infantil de México Federico Gómez reconoció que en el mundo se trata de una pandemia, pues según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen 17 mil 836 casos confirmados en 74 países, además de cinco muertes, estas últimas en África y asociadas a problemas de desnutrición.

Las naciones más afectadas son España (con tres mil 125 casos), Estados Unidos (dos mil 890), Alemania (dos mil 268), Reino Unido (dos mil 208) y Francia (mil 567 casos). México aparece en el lugar 20 en el ámbito internacional, con 52 personas infectadas.

“Los 52 casos de nuestro país están repartidos de manera heterogénea en diversas entidades, la mayoría han afectado a hombres y 34 por ciento de los contagiados tiene VIH, aunque están controlados”, señaló.

¿Cómo se manifiesta?

El síntoma más característico de la viruela del mono es un sarpullido (área de la piel inflamada o irritada que generalmente causa picazón) que puede verse como manchas o máculas, así como lesiones cutáneas elevadas (pápulas) que aparecen en la cara, dentro de la boca y se extienden a brazos, piernas, manos (incluidas las palmas) y pies (incluidas las plantas).

También hay fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares y de la espalda, inflamación de los ganglios linfáticos, escalofríos, agotamiento y síntomas respiratorios como dolor de garganta, congestión nasal o tos.

Fiebre, una de sus señales

El especialista comentó que un caso confirmado se logra con un examen PCR en tiempo real que resulte positivo o por un estudio de secuenciación, realizado en el caso de México por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos Doctor Manuel Martínez Báez.

Moreno Espinosa aseguró que en la nación hay las condiciones para diagnosticar y atender esta enfermedad, y destacó que lo más importante para que no se propague son las medidas preventivas.

Prevención con sana distancia

Para no contagiarse de la viruela del mono se debe evitar el contacto cercano de piel con piel con personas que tengan un sarpullido que se parezca a la viruela del mono. Se debe evitar tocar el sarpullido o las costras que esta enfermedad produce, así como besar, abrazar o tener relaciones sexuales con alguien que tenga la afección.

Se tiene que evitar el contacto con objetos y materiales que haya usado una persona infectada, como utensilios para comer, ropa de cama, toallas o ropa.

Es recomendable lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o con un desinfectante a base de alcohol, especialmente antes de comer o tocarse la cara y después de ir al baño.

En general, se debe evitar el contacto con roedores y primates, vivos o muertos, y con materiales que éstos hayan tocado.

Moreno Espinosa recomendó respetar en lo posible las medidas de confinamiento, bañarse con frecuencia para evitar reinfecciones en las manchas, comer bien, no exponerse al sol, tener una hidratación adecuada y controlar la fiebre.

“En México estamos preparados para hacer diagnósticos de viruela del mono y para saber los mecanismos de transmisión”, finalizó.

Deja tu comentario

Comentarios