Deportes

Ningún ser humano tiene límites: Kipchoge, nuevo récord en maratón

Redacción

 

 

 

 

 

El keniano Eliud Kipchoge fue coronado este domingo como ganador del maratón de Berlín, batiendo el récord del mundo en esta competencia: corrió 42 kilómetros y 195 metros en 2h 1m 9s. Actualmente, Kipchoge es la gran leyenda del atletismo.

“No creo en los límites”, dijo el maratonista. Lo único que le queda al campeón es la lucha definitiva, es decir, contra sí mismo, o sea contra el tiempo. “Mi único objetivo es dejar el mensaje de que ningún ser humano tiene límites. Y la única forma de hacerlo es corriendo el maratón por debajo de las dos horas”, dijo el atleta.

En una ocasión, su entrenador, Patrick Sang, explicó que conocía a muchos atletas con más talento que Kipchoge. Sin embargo, en él destaca su fuerza mental.

Su fisioterapeuta, Marc Roig, dijo que no había visto a nadie con el talento de Eliud Kipchoge. Según de Roig, catalán emigrado a Kenia y que ha cuidado los músculos de varios atletas, cree que nadie con su talento puede ir más rápido que él.

Tras ver sus entrenamientos en Kenia, sus patrocinadores de Nike le preguntaron por qué usaba unas mallas para entrenar y competía con pantalón corto. “Porque es lo que me envían”, dijo.

A Kipchoge le fabricaron mallas y se le trabajaron unos tenis deportivos, que son también responsables de alcanzar el tiempo y rebasar una barrera que hace años se creía imposible.

En el portal de “El Mundo Deportivo”, Marc Roig contó la historia del atleta africano. Cultiva el atletismo con devoción religiosa y austeridad completa: se echa a correr en campo, tierras y carreteras. Desayuna, come y cena siempre lo mismo los 365 días del año: arroz con alubias para el almuerzo y ugali (masa de maíz habitual en Kenia) con carne o vegetales por la noche.  Se trata de una monotonía pura y dura que a cualquiera le costaría mucho aguantar, pero son condiciones similares a las que tenía en su casa.

Historia del maratón

 El maratón empezó como el periodismo: como una noticia. Con Filípedes (en el 490 antes de Cristo), corriendo desde Maratón a Atenas para anunciar la victoria ateniense al grito de “Nike”, que es la diosa griega de la victoria.

De esa guerra, sobre la que existen diversas versiones, nacen varios mitos. El primero de ellos es la distancia del maratón y sus sucesivos grandes campeones.

De ahí nació el nombre de la famosa marca de ropa deportiva: el logo es una sus alas. Del famoso lema de Nike, “Just do it”: sólo hazlo.

Fuente: https://elpais.com/deportes/2022-09-26/kipchoge-contra-la-razon.html

Deja tu comentario

Comentarios

Hablamos de: