Internacional Trump

Ni Trump esperaba ganar

Joel Cervantes

La sorpresa por el triunfo contundente del candidato republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales estadounidenses, fue el común denominador en el análisis de la mesa La elección presidencial: USA 2016, donde participaron Paz Consuelo Márquez-Padilla, ex directora del Centro de Investigaciones sobre América del Norte, los diplomáticos Juan José Bremer, Francisco Suárez Dávila y Juan Ramón de la Fuente, ex rector de la UNAM y presidente del Consejo del Aspen Institute en México.

Para Márquez-Padilla, el triunfo tomó por sorpresa a “los mismos republicanos y a Trump”, porque no tenían expectativas tan altas de llegar a la presidencia de los Estados Unidos. Observó que esta elección fue histórica porque llegó al poder un empresario fuera del “establishment, fuera de los partidos”, lo cual “nos lleva a preguntarnos, ¿qué pasó en Estados Unidos?”.

En su oportunidad, Francisco Suárez Dávila, ex embajador de México en Canadá, llamó la atención sobre la “paliza” que recibió la candidata demócrata Hillary Clinton en los estados industriales del medio oeste estadounidense, tales como Wisconsin y Michigan, lo cual habla de un malestar económico y social que Donald Trump supo aprovechar. “El triunfo de Trump es el síntoma de problemas sociales y económicos muy serios en Estados Unidos que no se habían identificado y abordado”, sentenció.

Para el ex embajador de nuestro país en Cuba, Juan José Bremer, esta elección fue el resultado de “un mensaje no articulado, porque la campaña (tanto de Clinton como de Trump) fue muy pobre en ideas, dañando el tejido social de los norteamericanos”.

Juan Ramón de la Fuente, ex rector de la Universidad Nacional y moderador de la mesa, apuntó que después de la victoria de Trump hay dos corrientes de pensamiento: la que enarbolan los simpatizantes de Clinton quienes arguyen una “gran tragedia para la democracia americana”, y la de los seguidores del republicano, quienes aseguran que esta elección es una “prueba fehaciente de que la democracia americana está más viva que nunca”.

En ese contexto, Bremer de Martino señaló que desde el punto de vista de la defensa del sufragio, la democracia estadounidense cumplió; sin embargo, desde la óptica pedagógica, de una sociedad abierta, dejó mucho que desear, pues la campaña (del republicano) llevó por los cauces inadecuados el encono y resentimiento de algunos sectores de la población norteamericana.

Asimismo, los diplomáticos Bremer y Suárez, coincidieron en que el discurso de Donald Trump –al saberse ganador de la contienda electoral– cumplió con el protocolo de la victoria y la cortesía. “Lo preocupante en las próximas semanas es el reacomodo de las fuerzas políticas”, acotó Bremer de Martino. Para Suárez Dávila, Trump demostró la gran diferencia de comportamiento entre un presidente electo y un aspirante a la presidencia.

Los impactos de esta elección presidencial en México

Francisco Suárez afirmó que uno de los efectos más importantes en el ámbito nacional e internacional será el de un periodo de volatilidad en los tipos de cambio “en los mercados bursátiles de aquí al 20 de enero cuando Donald Trump asuma la presidencia”. En ese sentido, abundó, existirán oportunidades de revisión de los tratados bilaterales de comercio, y se mostró optimista de que con Trump en la Casa Blanca se cancele la participación de México en el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TTP).
Para la académica Márquez-Padilla habrá cambios en el tema migratorio, no tan catastróficos como lo planteó Trump durante su campaña, aunque eso no significa que el presidente electo no tome ciertas medidas regresivas.

Juan José Bremer destacó que ambos países han tejido “una canasta de relaciones difícil de desenredar”, y precisó que en los últimos 30 años las relaciones entre México y Estados Unidos han crecido cuantitativa y cualitativamente. “México tiene que actuar ya con una estrategia bien fundada, inteligente, de reposicionamiento en Estados Unidos, incluso, con una campaña de imagen”, agregó.

Los ponentes coincidieron en el papel fundamental de las universidades, en la reactivación significativa de los intercambios académico, cultural, tecnológico entre ambas naciones, que posicione una política exterior del gobierno mexicano en la defensa de nuestros connacionales que radican en Estados Unidos.

Finalmente, ante la pregunta de De la Fuente de si estamos frente a un nuevo orden mundial, Bremer de Martino dijo que el resultado de esta elección fomentará la tendencia a un multipolarismo, “en términos generales esto va a favorecer a un mundo más plural, creo que México debe recibir este mensaje volviendo a nuestra vieja tradición de la diversificación”, opinó.

Deja tu comentario

Comentarios