Academia NewsFeed

Natalicio de Francisco J. Múgica

Dr. Daniar Chávez Jiménez*

Francisco J. Múgica Velázquez nació el 3 de septiembre de 1884, en Tingüindín, Michoacán. Fue hijo de Francisco Múgica Pérez, que ejercía el oficio de maestro rural, y de Agapita Velázquez Espinosa. Su crianza estuvo marcada por los principios liberales que su padre le inculcó y que determinaron tanto su actividad política como militar. Realizó sus estudios en la Preparatoria del Seminario de Zamora y a partir de 1906 incursiona en el oficio del periodismo en distintas publicaciones regionales, como lo fue El Demócrata Zamorano. Ricardo Pérez Montfort recuerda que también tuvo la oportunidad de escribir para los hermanos Flores Magón, donde se involucra en actividades antiporfiristas y de donde se fortalece su filiación liberal, ideales que lo llevarán a la cárcel en el año de 1909.

A la par que ejerce el periodismo, tiene una actividad fecunda como poeta hasta 1910, muchos de sus versos se conservan todavía hoy en el Archivo Histórico de la Unidad Académica de Estudios Regionales de la UNAM en Jiquilpan de Juárez, Michoacán. Así como también se conserva la totalidad de su archivo personal, que está resguardado en el Fondo Documental que lleva su nombre.

A partir de 1910, no obstante, su vida dará un giro violento, abandona la actividad periodística e intelectual y comienza a simpatizar con los ideales revolucionarios y con sus protagonistas; lo que lo llevará a acercarse a la figura de Francisco I. Madero ese mismo año. Más tarde, iniciará una carrera militar y política de la mano de Venustiano Carranza. Su rápido ascenso en el ejército es sorprendente, entre 1913 y 1915, en escasos veinte meses, sube de Capitán del Ejército Constitucionalista hasta General Brigadier (posteriormente llegaría a ser General de División, el más alto rango que otorga el Ejército mexicano).

En la vida política se le recuerda por el papel importante que tuvo en el Constituyente de 1916-1917, que daría origen a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que aún hoy rige nuestras leyes. Ahí, Francisco J. Múgica tuvo una importante participación en los debates y la redacción de los Artículos 3°, 27 y 123, que constituyen algunos de los puntos más importantes que resguarda nuestra Carta Magna, pues forjaron las leyes con las que el Estado se ocupó de la educación, con las que reivindicó a los trabajadores, otorgándoles derechos constitucionales y con las que se dio pie a que la ley mexicana protegiera el patrimonio y los recursos nacionales, ideales que fueron defendidos por el general Francisco J. Múgica hasta su muerte, acaecida el 12 de abril de 1954 en la Ciudad de México.

Fue gobernador de Tabasco entre 1915 y 1916, y de Michoacán en 1920, aunque tal vez su actividad política más reconocida provenga de su participación en el gabinete que formó el general Lázaro Cárdenas del Río a su llegada a la presidencia de México en 1934. Con él, Múgica fue dos veces secretario de Estado, primero en la cartera de Economía, posteriormente, en la de Comunicaciones y Obras Públicas. Al general Múgica le debemos la redacción del famoso Manifiesto a la Nación que el presidente de la República, Lázaro Cárdenas, leyó al pueblo de México cuando decretó la expropiación petrolera aquel 18 de marzo de 1938.

Su archivo personal está constituido por cerca de 122 mil documentos y más de 10 mil fotografías, y forma parte del patrimonio documental de la Universidad Nacional Autónoma de México en Michoacán, y por supuesto, de todos los mexicanos. Te extendemos una invitación para conocerlo.

*Investigador de la UAER-CoHu-UNAM

Deja tu comentario

Comentarios