Cultura

Los 80 años de la Mujer Maravilla

CulturaUNAM Nota: Rene Chargoy.
Especialistas en cómics festejaron a la heroína en un foro virtual organizado por la UVA del CCU Tlatelolco

En diciembre de 1941, en plena Segunda Guerra Mundial, en el número 8 de la revista All Star Comics apareció por primera vez uno de la personajes de historieta más admirados: la Mujer Maravilla. Para celebrar estas ocho décadas, la Unidad de Vinculación Artística (UVA) del Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT) organizó el foro virtual y ciclo de mesas de conversación #80MM: 80 años de la Mujer Maravilla, con lecturas, análisis y reflexiones de mujeres dedicadas al cómic y la literatura que han sido marcadas por la existencia de este personaje femenino.

Para empezar el programa, Mariana Morales, en representación de la Cátedra de Fomento a la Lectura José Emilio Pacheco y del programa Universo de Letras, comentó que el cómic es un espacio de resistencia donde se descubre un lenguaje desde una perspectiva lúdica, llena de colores, lo que nos resignifica el mundo y sirve para integrar nuestros claroscuros.

En la primera charla, intitulada Historia, feminismos y autoras, participaron la dibujante y guionista de historietas Melina Rapimán, la diseñadora e ilustradora Mena Bo y la conductora del podcast literario Los aromas del café, Paola Licea.

Rapimán refirió cómo desde tiempos inmemoriales en la Amazonia las mujeres vivían solas y eran capaces de habitar en bosques, selvas y desiertos sin la custodia del hombre. “En todos los lugares va a haber una amazona, una mujer poderosa que va a estar en contra de la civilización dominada por los hombres… Modelo de la fuerte apariencia de la Amazonia es la Mujer Maravilla, una heroína que triunfa con el poder del amor en lugar de la fuerza bruta. En este personaje se contiene la sabiduría de Atenea, la velocidad de Mercurio, la fuerza de Hércules y la belleza de Afrodita”, apreció.

En su turno, Licea recordó que la creación de este personaje fue producto de la relación de William Moulton, Elizabeth Holloway y Mary Olive Byrne. Los tres decidieron construir las aventuras de una mujer que no vivió bajo el yugo de un sistema patriarcal y a la que nadie le dice qué hacer y qué no. “Sin embargo, no por ello podemos verla como feminista, dado que no pasó por la opresión de los varones”, consideró.

“Ella representa ese lugar al que queremos llegar como mujeres poderosas. Es un personaje digno de imitar, pues se trata de una mujer independiente y que se autocuida”, añadió la también articulista.

Por su parte, Mena Bo señaló que el personaje evolucionó de acuerdo a cómo lo hizo la sociedad misma en estos últimos 80 años. “Refleja el feminismo de su época cuyo objetivo fue la equidad”. Dijo que, por sus características de amazona, a la Mujer Maravilla le corresponde un cuerpo musculoso y no precisamente la imagen de una mujer muy sexual.

En la segunda conversación, denominada Género y sexualidad,  se dieron cita las podcasters y promotoras de lectura Raquel González y Andrea Vega, así como Michelle Gama, investigadora en literatura de género.

Esta última apuntó que los afectos que provoca la Mujer Maravilla son reales aunque sea un personaje de ficción. “Nos damos formas a través de las historias que nos contamos a nosotras mismas. El contenido de esas historias que consumimos nos da códigos de representación. Es importante que existan y que nos cimbren, que ocupen un lugar en la cultura de masas y nos ayuden a construir nuestro identitario”.

Para Vega, la Mujer Maravilla rompe con ciertos estereotipos y en ella hay algo de subversivo, “pues nació como personaje en un momento donde todavía no había una súper heroína, y esto apenas era un terreno por explorar”. En tanto González señaló que es importante para las niñas y las mujeres jóvenes verse reflejadas en este personaje, en el contexto de la industria del cómic que está muy dirigida a los hombres. “Hasta ahora sigue siendo un referente como la heroína de las historietas. Una semilla que ha ido brotando”, dijo, a lo que Vega agregó: “En ciertos círculos feministas es un ícono. Rompió muchos paradigmas, no es alguien a quien se deba salvar, ella misma lo hace.

Finalmente, Gama dijo que “la Mujer  Maravilla es una narrativa cultural en términos imaginarios compartidos. El personaje retaba a los múltiples mandatos de roles asignados a hombres y mujeres”.

Las sesiones estuvieron moderadas por Áurea Xaydé, jefa de la Biblioteca Alaide Foppa del CCUT. La subdirectora de Vinculación y Comunidades del Centro Cultural, Paola Zavala, al dar la bienvenida dijo: “En un mundo lleno de estereotipos masculinos, donde hay princesas y superhéroes, la Mujer Maravilla fue, es y siempre será disruptiva”. Las conversaciones pueden verse en la página www.facebook.com/uva.ccutlateloco.

 

https://www.facebook.com/uva.ccutlateloco/videos/306133200974948/

 

Deja tu comentario

Comentarios