Cultura NewsFeed

La octava maravilla de Vlady Kociancich se integra a la colección Vindictas

Cultura UNAM
Libros UNAM presenta La octava maravilla de la autora argentina Vlady Kociancich, sexta novela de la colección Vindictas
La colección editorial Vindictas lanza su sexta publicación. En esta ocasión reivindica a Vlady Kociancich (Buenos Aires, 1941) quien, además de escritora, es traductora y periodista. En 1988 recibió el premio Jorge Luis Borges de relato corto; en 1990, el premio Gonzalo Torrente Ballester y en 1992, el premio Sigfrido Radaelli. La octava maravilla es su primera novela.
En sus novelas y cuentos, Vlady Kociancich aportó páginas inolvidables para la literatura latinoamericana y, si bien ha sido destacada como discípula y amiga de Borges y Bioy Casares, es tiempo de escuchar la autenticidad e inteligencia de su voz, por ella misma. Como en los títulos que la preceden en la colección, esta edición está acompañada por una introducción a cargo de una joven autora: Gabriela Damián Miravete. Debido a la cercanía con dos de los autores más relevantes de la literatura fantástica en español, se suele asociar su obra con esa tradición en la que se inscribe. Sin embargo, a decir de Damián Miravete, Vlady Kociancich “posee su propio acercamiento a lo fantástico”.
Con esta novela, la colección Vindictas mantiene su compromiso de dar a conocer a escritoras latinoamericanas, olvidadas sin razón. Adicionalmente, el lector podrá leer el prólogo de Bioy Casares que acompañó la primera edición de la novela.
En La octava maravilla se advierte la experiencia de la autora en el ámbito del periodismo y el ensayo, pues encontramos registros de la crónica de viaje y una profunda reflexión sobre el género cinematográfico, que se introduce en el relato a partir de la ruptura con la realidad. El protagonista y narrador es Alberto Paradella, un abogado recluido en su estudio, donde escribe un relato sobre su viaje por Europa hasta llegar a Berlín. Desde el inicio, la ambigüedad dota a la narración de elementos inquietantes. En el tránsito por el viejo continente, los límites entre tiempo y espacio comienzan a desdibujarse de una manera sutil. Otros elementos que contribuyen a esta borradura de la realidad son los delirios provocados por la fiebre, los sueños y las fantasías.
Lo fantástico en La octava maravilla se desliza de forma silenciosa. La novela articula un relato con rasgos autobiográficos, donde se entretejen hilos de otro registro que deviene en una realidad nueva e inquietante. Como el personaje principal es un hombre, muestra la configuración de la identidad masculina de mediados del siglo XX, desde una perspectiva inteligente e incisiva. Al tiempo que Paradella hace el recuento de su vida y la documentación de su viaje, se construye una realidad paralela mediante alusiones y el uso preciso del lenguaje. Sin que el lector lo advierta, de pronto se encuentra imbuido en esa otra realidad. Es ahí donde empieza la maravilla de la ficción.
La obra de Kociancich merece ser leída y estudiada, por ello Libros UNAM pone a disposición de los lectores esta novela de alta factura. Un comienzo inmejorable para acercarnos a una de las autoras más interesantes de la literatura latinoamericana actual.

Deja tu comentario

Comentarios