Cultura

La música está dirigida a las emociones

Andrés Otero / Myriam Nuñez
Su catálogo comprende obras para solos, dúos, tríos, cuarteto de cuerdas, ensambles de cámaras y orquesta sinfónica.

La compositora y pianista mexicana Georgina Derbez Roque estrenará este fin de semana una de sus obras más representativas: su Concierto para Clarinete y orquesta Ascenso al Celeste junto a la Orquesta Filarmónica de la UNAM en la Sala Nezahualcóyotl, en el marco del Festival Universitario de Clarinete.

La música la ha acompañado siempre, la considera su forma de vida, desde muy pequeña la escuchaba en casa. A los siete años empezó a tocar el piano, de hecho, su primera pieza la compuso a esa edad: “la música es una de mis grandes pasiones”.

Desde esa edad y hasta los 23 años se dedicó al piano y compuso de manera intermitente hasta que una tendinitis la llevó a dedicarse de lleno a la composición. Su formación musical la lleva a cabo con el profesor Arturo Márquez y Ana Lara, “la música está dirigida a las emociones y produce sensaciones de todo tipo”.

Su catálogo comprende obras para solos, dúos, tríos, cuarteto de cuerdas, ensambles de cámaras y orquesta sinfónica. Sus obras han sido tocadas en países como Francia, Alemania, España, Brasil, Italia Holanda, Dinamarca, Japón, Canadá, Holanda y los Estados Unidos.

Pero Ascenso al Celeste es especial ya que es una pieza que está dedicada a la memoria de su madre, mujer que se entregó a sus hijos y con la que busca rendirle un pequeño homenaje “y que mejor que la sala Neza y la OFUNAM para hacerlo”.

Georgina funge como maestra de composición, análisis y orquestación en la Escuela Superior de Música del INBA. También trabaja en un concierto para flauta que estará listo el próximo año.  A los estudiantes que aspiran a incursionar en esta carrera musical les aconseja “ser tercos y perseverar, es lo más importante para esta carrera, seguido de apasionarse y ser disciplinado”.

Deja tu comentario

Comentarios