Cultura

El Barbero de Sevilla por primera vez en la UNAM

CulturaUNAM, Nota: René Chargoy. Fotos: Barry Domínguez
• Con el recital cierran el Festival IM·PULSO Música Escena Verano UNAM y las celebraciones por los 40 años de la Orquesta Sinfónica de Minería

El gran tenor mexicano Javier Camarena, uno de los más destacados intérpretes de ópera en el mundo, se presenta el domingo 9 de septiembre en la Sala Nezahualcóyotl en la clausura del Festival IM·PULSO Música Escena Verano UNAM y en el marco de las celebraciones de los 40 años de la Orquesta Sinfónica de Minería, en lo que será una gala musical en homenaje al compositor español del siglo XIX Manuel García.

En conferencia de prensa, Camarena dijo que le llena de gozo ser parte de estas celebraciones con un homenaje a Manuel García, tenor, empresario, compositor y maestro sevillano, quien estrenara El Barbero de Sevilla de Gioachino Rossini, y quien colaboró con este autor en diversos proyectos. A él se le atri

buye parte de la composición de dicha ópera.

García llegó a México apenas 26 años después de la Independencia y residió en nuestro país durante cuatro años, en los que realizó una intensa labor musical y operística presentando repertorio italiano traducido al español. Regresaría a Francia, donde pasó los últimos años de su vida sin dejar de componer, pues tenía tantas ideas creativas que se dedicaba a escribir sin reparar en lo que hacía, a decir de su propia hija, la cantante María Malibrán.

En este programa, que tuvo ya mucho éxito en el reciente Festival de Salzburgo así como en el de Música Sacra de Pavia, Camarena incluye las composiciones que se escuchan en su más reciente producción discográfica, Contrabandista, del sello Decca Classiccs, proyecto a cargo de la célebre mezzosoprano italiana Cecilia Bartoli y con quien hace un dúo en una de las arias de Armida.

Será el estreno mundial del material que integra en su totalidad el disco, que comprende tres temas inéditos de Manuel García: La muerte de Tasso, El gitano por amor y Florestán. Además, Camarena interpretará algunas composiciones de Rossini que no están dentro de la grabación, lo que hace más interesante y atractivo el concierto del aclamado tenor, debutante en 2011 en el Metropolitan Opera House de Nueva York, precisamente con El Barbero de Sevilla.

“Sobreagudos va a haber, que es lo que la gente espera, hasta gritos, virtuosismo en las coloraturas, muchísima línea melódica en diferentes composiciones, tanto de García como de Rossini. Es un material al que valdrá mucho la pena prestarle oídos porque es sumamente valioso y presenta a un compositor que vivió la transición belcantista al periodo romántico, lo que está impreso en sus partituras. Es ahí donde encontramos todo este colorido de ambos estilos”.

Dijo que García es un compositor poco conocido porque hasta ahora se le ha relegado y se ha olvidado la gran relevancia de su aporte a la cultura europea. “Recordemos que fue el primer intérprete de El Barbero de Sevilla, cantó La italiana en Argel, y lo hizo transportada porque su voz era mucho más cercana al color de la voz de Jonas Kaufmann hoy día, pero que tenía esta posibilidad de hacer sobreagudos y trabajar la coloratura de una manera virtuosa. Cantó la ópera Agorante, rey de la Nubia, de Miguel Meneses, y fue el principal cantante de Otelo de Rossini”.

Poseedor él mismo de una voz de inigualable belleza y de los más prodigiosos agudos, Camarena sabe perfectamente que la carrera de un cantante de ópera profesional exige más de resistencia que de velocidad. “Los jóvenes que viven hoy tiempos acelerados y tienen la inmediatez a un clic de distancia, están muy ansiosos por presentarse en los escenarios, por los reflectores y la fama, pero hay que recapacitar un poco y pensar en la preparación, en el desarrollo técnico e intelectual. No es suficiente tener una buena voz, también hay que ser un buen músico”, dijo el tenor que debutara en 2004 en el Palacio de Bellas Artes con La hija del regimiento, de Gaetano Donizetti.

Y añadió: “Para ser parte de la competencia internacional hay que trabajar disciplinadamente en la técnica vocal, en el desarrollo estilístico y en el conocimiento de los idiomas. Todo esto conforma a un cantante completo. Se trata también de aprovechar al máximo todas las posibilidades que ofrece el país, prepararse y buscar oportunidades, no antes”.

A Camarena le gusta compartir su buen humor y forma de ver la vida, tener cercanía con la gente, interactuar y dejar constancia de que también es una buena persona. Le es muy natural reírse de sí mismo, porque “la vida hay que verla con sentido del humor, de otro modo se vuelve demasiado tensa”.

El tenor continuará con sus giras internacionales en octubre, en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona con Los puritanos, de Bellini, y en el Carnegie Hall de Nueva York con una gala a Richard Tucker. En noviembre y diciembre se presentará en el Met de Nueva York con Los pescadores de perlas, de Bizet, y cierra el año con este mismo homenaje a Manuel García en Zúrich, el 19 de diciembre.

Por lo pronto, la cita es el 9 de septiembre a las 19 horas en la Sala Nezahualcóyotl para disfrutar las interpretaciones del tenor que en 2014 se convirtió en el tercer cantante en la historia del Metropolitan en ofrecer un bis, hazaña que repitió en el Teatro Real de Madrid. Lo acompaña la Orquesta Sinfónica de Minería, bajo la dirección de Carlos Miguel Prieto. El público con toda seguridad será testigo de una interpretación magistral de las composiciones de Manuel García, varias de las cuales alcanzan la perfección y la magnificencia de un Rossini,  un Bellini o un Donizetti.

 

 

Deja tu comentario

Comentarios