Academia Astronomía Ciencia

Hoy es noche de lluvia de estrellas: Julieta Fierro nos explica

Michel Olguín Lacunza / Diana Rojas

Perseo era hijo del Zeus, y es un famoso héroe de los griegos. Acompañado de su Pegaso (un hermoso caballo alado) tenía muchas aventuras, un día le cortó la cabeza a Medusa (un ser que convertía en piedra todo lo que miraba) para rescatar a la bella Andrómeda que estaba atada en una roca para que un monstruo marino la devorará, explicó Julieta Fierro Gossman, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM. 

Desde entonces su historia de amor quedó plasmada en el cielo, con las constelaciones que llevan su nombre: Perseo, Andrómeda y Casiopea, madre de la bella joven.

La lluvia de estrellas llamada Perseidas lleva este nombre porque proviene de la constelación de Perseo. De hecho, puede verse desde el 14 de julio hasta el 12 de agosto. Su máximo punto de observación desde la Tierra será entre el 11 y 12 de agosto.

De acuerdo con la experta, será muy difícil verlas por la temporada de lluvias, y sobre todo en la ciudad es más complicado por la gran luminosidad que mantiene.¿Cómo se produce esta lluvia de estrellas? Los cometas son objetos grandes que mantienen estructuras amorfas. Están hechos de fragmentos de hielo y rocas de polvo.

Orbitan alrededor del Sol y se calientan en su trayectoria. A lo largo de su órbita se van desintegrando y dejan fragmentos que caen en la Tierra. Se calientan, se incendian y les sale una cola. 

Esta lluvia de estrellas se encuentra más allá de la órbita de Plutón, sus fragmentos se encuentran a más de 1,600 grados de temperatura y se mueven a una velocidad de 50 km por segundo.

De hecho, desde la Tierra pueden verse cuando se encuentran a 100 km de la atmósfera terrestre y los pocos fragmentos pueden notarse desde cualquier sitio despejado y alejado de la Ciudad de México, concluyó la académica universitaria.

Deja tu comentario

Comentarios