Nacional

En el mundo existen 21 millones de víctimas por trata

Michel Alejandra Olguín Lacunza/edición Diana Rojas

 

La trata de personas es un delito que afecta a mujeres, niños y adolescentes, quienes son utilizados con fines sexuales, laborales, mendicidad forzada, crimen organizado, adopción ilegal y hasta tráfico de órganos, dijo Gabriela Ruiz Serrano, profesora-investigadora de la Escuela Nacional de Trabajo Social.

Además, se tiene una dificultad en las estadísticas para detectar la cantidad exacta, dijo la entrevistada, pero calculamos que en el mundo existen aproximadamente 21 millones de personas víctimas de este delito.

Al menos, 53 por ciento está atrapado en la trata sexual, y 40 por ciento son explotados laboralmente, pero es difícil obtener información, dado que están vinculados a problemas delictivos y tiene que ver el crimen organizado, corrupción e impunidad.

En el caso de las niñas y niños migrantes no acompañados, son muy susceptibles a este tipo de problemática, porque están a merced de los tratantes. Así, son explotados sexualmente, forzados a la mendicidad y víctimas de tráfico de órganos.

Igualmente, tenemos la trata de cuello blanco que se da, sobre todo, en algunas instituciones de acogimiento. Por ejemplo, muy recientemente en nuestro país tuvimos el caso del albergue llamado Ciudad de los Niños, lugar donde se sospecha de posibles adopciones ilegales por parte de familias extranjeras.

Hagamos conciencia

El fenómeno nos obliga como sociedad e instituciones académicas a voltear la mirada, profundizar en su temática y reflexionar que dicha situación es propiciada por la situación de la pobreza, la falta de oportunidades, la erradicación y la marginalidad que son un caldo de cultivo para los tratantes.

Por ello, es muy importante pedirle al Estado que construya políticas públicas acordes a la prevención, erradicación y tratamiento de personas perjudicadas en este fenómeno.

El panorama

En México, existen aproximadamente 300 mil víctimas de trata, aunque la Organización de las Naciones Unidas (ONU) afirma que de cada persona identificada existen otras 20 que no han logrado detectar.

Para remediar la situación, tenemos la Ley General para Prevenir, Sancionar y erradicar los delitos en materia de Trata de Personas, un marco jurídico que nos da cobertura y nos permite acudir a instituciones como la fiscalía especializada para las víctimas.

Aunque todavía tenemos una deuda muy importante para construir protocolos de actuación e intervención. Por ejemplo, debemos atender a niños migrantes, ya que México no sólo es un país de tránsito, sino también de destino. Se trata de pequeños sin identidad que generalmente vienen solos y son susceptibles a este delito.

Con este panorama, nuestro país se ubica en el primer lugar del continente en este delito, y los perjudicados son trasladados a diferentes lugares de Estados Unidos para la pornografía infantil y la trata con fines sexuales.

A nivel internacional, existe una fuerte problemática en África y Medio Oriente, pues explotan a los niños en plantaciones de cacao, textileras o campos agrícolas, sin ningún tipo de derecho, y son utilizados por empresas trasnacionales, concluyó.

 

Deja tu comentario

Comentarios