Cultura

Emilio Portes, Sandra Becerril y Rigoberto Castañeda charlarán sobre Terror y fantasía en la nueva entrega de Jueves de Cine en Casa Buñuel

CulturaUNAM
En la próxima sesión de Jueves de Cine en Casa Buñuel, el 22 de octubre en punto de las 18 horas, Emilio Portes, Sandra Becerril y Rigoberto Castañeda abordarán el tema: Terror y fantasía
Próxima sesión de Jueves de cine en Casa Buñuel
En la siguiente sesión de la segunda temporada de Jueves de Cine en Casa Buñuel participarán Emilio PortesSandra Becerril y Rigoberto Castañeda, para hablar del tema: Terror y fantasíaSerá el 22 de octubre en punto de las 18 horas.
Sesión pasada
La séptima sesión de Jueves de Cine en Casa Buñuel, segunda temporada, tuvo como invitados a Yalitza Aparicio, Matías Meyer y Úrsula Pruneda, y se transmitió en vivo por el canal de Cultura en Directo.UNAM en la plataforma de YouTube.
A lo largo de su carrera, la creadora escénica, actriz, gestora cultural, directora de reparto y docente mexicana Úrsula Pruneda, quien ha sido multipremiada nacional e internacionalmente, se ha desenvuelto como hacedora de teatro, actriz de cine y series. Estuvo nominada en dos ocasiones a los premios Ariel, en la categoría de Mejor Actriz, por su trabajo en Las buenas hierbas, de María Novaro (2010) y El sueño de Lú (2011) de Hari Sama, por esta última fue acreedora al premio en 2013.
La actriz y activista social Yalitza Aparicio audicionó de manera espontánea para el papel de Cleo, personaje protagónico de la película Roma (2018) de Alfonso Cuarón. Su actuación la convirtió en la primera mujer indígena en recibir una nominación a los premios Óscar en la categoría de Mejor Actriz en un rol protagónico y su primera nominación a los premios Ariel. Desde su debut cinematográfico se ha dedicado a abogar por distintas causas sociales, entre ellas destaca su activismo en pro de la igualdad de género, los derechos de los pueblos indígenas y las garantías constitucionales de las trabajadoras domésticas.
El director mexicano Matías Meyer, egresado del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) en 2006, dirigió los cortometrajes El pasajero (2004), ganador en el Festival de Cine de Morelia y Verde, seleccionado en el Festival de Clermont-Ferrand.
La plática tuvo como eje central la pregunta “¿Qué hace a un actor?” El director Matías Meyer comentó que ha trabajado con actores profesionales y naturales, experiencia que le ayudó a apreciar la canalización de los histriones, así como los resultados que se obtienen con la naturalidad de quienes no tienen una formación, contrastada con la experiencia de otros actores en el rodaje.
Yalitza Aparicio, por su parte, comentó que el hecho de transformarse en otra persona es la esencia del actor: “lograr que la gente se olvide de quién eres tú y pensar solamente en el personaje que les estás dando”. Argumentó que la desconexión con la realidad es crucial para dotar a un personaje de naturalidad y solvencia y también mencionó que la orientación del director durante el rodaje le ayudó a representar mejor su personaje.
También afirmó que precisamente su falta de conocimientos respecto a las artes escénicas le permitió desenvolverse con más libertad, alejándose de la presión del perfil actoral obligatorio en la industria. En cuanto a la creación de personajes, Aparicio comentó que es necesaria una constante actualización por parte de los actores, así como una profunda inmersión dentro del mundo del personaje que se busca crear.
Conforme avanzaba la conversación, Matías Meyer le solicitó a Yalitza Aparicio comentar sobre el trabajo de dirección actoral en el que se involucraba Alfonso Cuarón. La actriz recalcó el arduo trabajo de contexto que Cuarón manejaba con los personajes y cómo logró captar momentos únicos en el rodaje que surgieron gracias a la ausencia de información entre los actores. Este punto tomó fuerza cuando comentó que el director sólo hizo una simple introducción a los personajes antes de comenzar el rodaje.
Profundizando en este tema, Úrsula Pruneda agregó que desde su experiencia como actriz siempre se ha preocupado por lo que queda plasmado en pantalla, por esta razón busca una sincronía y comunicación constante con el encargado de fotografía al momento del rodaje.
Conforme avanzaba la conversación se le preguntó a Matías Meyer sobre su experiencia trabajando con actores profesionales y amateurs. El director comentó que mientras un actor profesional puede replicar las mismas emociones en repetidas ocasiones y su soltura es mayor, la falta de formación profesional puede llegar a arrojar un resultado satisfactorio con un actor inexperto. Siempre habrá resultados distintos, pero al final depende del tipo de filme que se quiera proyectar. “Son realmente extremos muy opuestos de dirección de actores y creaciones que buscan lo mismo: emocionar al espectador”.
Para finalizar se conversó acerca del método para manejar actores. El director Meyer expresó que entablar una amistad con los actores le ha brindado la posibilidad de mejorar su dirección. Para el caso de los actores menos experimentados, agregó que mostrarle la esencia emocional del personaje al actor le ha ayudado a mejorar su dirección actoral.
Este ciclo es parte de la campaña #CulturaUNAMenCasa y es una colaboración entre la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, Cultura UNAM, Cultura en Directo.UNAM, la Filmoteca de la UNAM y la Cátedra Bergman en Cine y Teatro.

Deja tu comentario

Comentarios