Ciencia Internacional Medio Ambiente NewsFeed

El hielo del Ártico podría desaparecer para el 2100

LiveScience
Cada tonelada de CO2 emitida a la atmósfera provoca la desaparición de 3 metros cuadrados de hielo en el Ártico durante los meses de más calor. Imagen: sostenibilidad.com

Los eventos extremos del nivel del mar que solían ocurrir una vez por siglo ocurrirán cada año en muchas partes del mundo a mediados de siglo debido al calentamiento global, advirtió el Panel Interguvernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de la ONU, publicado ayer 24 de septiembre.

El informe del IPCC, realizado por más de 100 científicos de más de 80 países y referencias de casi 7,000 publicaciones, examina el estado de la ciencia del cambio climático en los océanos que cubren el 71% de la Tierra y el 10% de glaciares y capas de hielo que cubren el planeta.

Algunos de los temas tratados en el informe incluirán condiciones climáticas extremas; aumento del nivel del mar; salud de los arrecifes de coral; acidificación oceánica; y amenazas a las comunidades humanas que habitan o dependen de ecosistemas marinos vulnerables, según el IPCC.

Los efectos devastadores del cambio climático son inevitables, marcados en la desaparición de los glaciares y el desmoronamiento de las capas de hielo. Recientemente, los científicos descubrieron que las tormentas devastadoras se han vuelto más húmedas en los últimos años debido al cambio climático, y esta tendencia podría continuar en las próximas décadas si el planeta sigue calentándose.

Un aumento del nivel del mar de entre 61 cm y 1.1 m es probable para 2100, 10 centímetros más que la última gran evaluación del IPCC hace solo seis años, debido a una mejor comprensión de cómo se está derritiendo la capa de hielo antártica. El aumento podría ser “sustancialmente mayor” si el hielo del océano ártico desaparece más rápido, dice el informe, haciéndose eco de investigaciones recientes que sugieren un aumento de hasta 2m.

De manera preocupante, el IPCC describe cómo el Ártico podría acelerar el cambio climático. “El permafrost, el suelo congelado y las rocas, se está descongelando con el potencial de agregar más gases de efecto invernadero a la atmósfera“, dice Valerie Masson-Delmotte, de la Comisión Francesa de Energías Alternativas y Energía Atómica. Anadió, si las emisiones son altas, el área de permafrost a nivel mundial podría caer hasta un 69% para 2100, liberando decenas o incluso cientos de gigatoneladas de carbono para 2100.

Esto sin contemplar el contienente Antártico, con temperaturas más bajas y un deshielo más lento, lo que hay bajo el manto blanco no es un océano, sino un continente alejado de las líneas de navegación y de los intereses directos de las grandes potencias. Hay razones para que los principales actores internaciones prefieran seguir dejando en la nevera todo reclamo sobre el Polo Sur.

Otro gran impacto será en la comida. Los océanos han absorbido el 90% del calor del cambio climático hasta el momento, y tomarán 5-7 veces más calor para 2100 si las emisiones de carbono no se controlan. Un mayor calentamiento limita la mezcla de las capas de agua en el océano y, por lo tanto, reduce el oxígeno y los nutrientes de los que depende la vida marina. El informe también proyecta un aumento en las olas de calor marinas, que ya están afectando a la pesca y la acuicultura en la actualidad.

Las respuestas de los líderes mundiales a la crisis climática han sido terriblemente lentas. Para abordar eso, cientos de miles de estudiantes abandonaron sus aulas el 20 de septiembre, marchando en ciudades de todo el mundo en una huelga global por el clima y pidiendo a los políticos que tomen medidas.

En España apenas están calentando motores para la huelga no solo estudiantil contra la crisis climática convocada para el viernes 27 de septiembre.

El último análisis muestra que si actuamos ahora, podemos reducir las emisiones de carbono en 12 años“, dijeron en un comunicado los representantes de la ONU en la Cumbre de Acción Climática 2019.

Fuente: LiveScience

Informe: “The Ocean and Cryosphere in a Changing Climate“, 2019. IPCC.

Deja tu comentario

Comentarios