Academia Campus Ciencia

El Dr. William Lee nos aclara el misterio de los “ovnis” del Pentágono

Farrah de la Cruz/Francisco Medina
“La gente siempre está inquieta cuando ve cosas que no entiende y siempre hay una explicación mucho más sencilla”

El mundo está inmerso en la crisis sanitaria de la COVID-19, los servicios de salud trabajan al límite de sus capacidades, los investigadores buscan una vacuna en sus laboratorios. Y ¿qué hace el Pentágono? Libera tres videos en los que aparecen “fenómenos áereos inexplicables”.

En un comunicado señaló que la secretaría de Defensa de los Estados Unidos decidió publicar estos tres videos, a finales de abril de 2020, “para evitar los malentendidos que pudieran surgir después de que estas imágenes fueran filtradas y comenzaran a circular en internet”.

Los medios de comunicación y las redes sociales le dieron amplia difusión al tema. La audiencia se hacía las mismas preguntas: ¿habrá vida más allá de nuestra galaxia?, ¿nos están vigilando?, ¿hay extraterrestres? Y como siempre, la ciencia tiene respuestas para todo.

El Dr. William Lee, coordinador de la Investigación Científica de la UNAM, en entrevista con UNAM Global, señaló que “la gente siempre está inquieta cuando ve cosas que no entiende y siempre hay una explicación mucho más sencilla, que pensar que es una cosa no identificada, un extraterrestre que nos vino a visitar”.

Indicó que lo difundido por el Pentágono es un video de una cámara que está en un avión o en un dron. Son cámaras que están montadas en cápsulas protectoras para protegerlas de los elementos: del viento, la humedad, etcétera, y en un extremo de las cápsulas tienen una ventana para que la cámara pueda ver hacia fuera. Estas cámaras están diseñadas para poder amarrarse a un objeto y no perderlo de vista, tomando en cuenta que el objeto se puede estar moviendo y el avión o el dron se está moviendo. Tienen un sistema de rotación y de ajuste para compensar los movimientos del avión que lleva la cámara y de que el objeto en cuestión se esté desplazando también.

Agregó que rotan sobre varios ejes, “imagínenlo como un cilindro donde está la cámara dentro y en un extremo hay una ventana que no está alineada con el eje del cilindro, está a un ángulo oblicuo, entonces, la montura se mueve y la cámara rota y la ventana rota. Entonces, la ventanita se puede mover alrededor de la punta del cilindro donde está la cámara, y la cámara en sí registra la imagen de lo que está viendo, pero también registra cualquier reflejo, sombra o destello de distracción defecto de cámara, porque la luz tiene que pasar por la ventana externa y por la óptica de la cámara”.

Precisó que en el video lo que se ve es que el objeto volador está rotando y eso se toma como una señal de que está siendo por su propio impulso y que está cambiando de dirección, etcétera. Lo que está rotando es el tubo que contiene la cámara y la ventanita.

Una manera de comprobar esto es cómo está cambiando el brillo de fondo de la imagen. Afirmó que “en la imagen se ve un puntito que se supone que es el objeto volador, se ve el horizonte y se ven nubes. Si tú eliminas de la imagen el objeto volador y el horizonte queda un fondo que es el reflejo de la luz que está pasando por la óptica, por la ventana y por la cámara. Y ese fondo tiene un brillo, por la luz reflejada, y lo que muestra el video es que el brillo del fondo gira junto con el objeto volador, lo cual demuestra que viene de la cámara, no del objeto”.

Añadió que en el video de mejor calidad en la imagen y sobre todo en el muestreo en el tiempo (el número de cuadros por segundo que trae) se puede ver claro que esto sí es un objeto volador, indudablemente; probablemente es otro avión. Lo que no está haciendo es esos movimientos súbitos de cambio de dirección que aparentan en la cámara, eso son del artefacto de la cámara que está tomando la imagen.

El ex director del Instituto de Astronomía de la UNAM acotó que a la gente siempre le gusta creer en cosas. “Siempre es más fácil decir que alguien está escondiendo algo, que hay un complot a decir que es una bobada por un vidrio que está en frente de la cámara. Eso no es tan emocionante, pero pues es lo que pasó. Creo que el fondo es que además son cámaras que frecuentemente no están tomando la imagen en el visible. Si tú tomas una imagen de un avión con un visible, como vemos con los ojos, pues ves la forma del avión y ves un brillo donde están los motores. Muchas veces esas cámaras no ven en luz visible, están viendo en luz infrarroja, y lo que ven es el calor, y entonces los motores brillan muchísimo más que el resto del artefacto, del avión, del helicóptero, de lo que sea.

Concluyó que se ven muy distintos a que si se vieran con una cámara normal, “como ven nuestros ojos. Entonces, eso también saca de onda, porque dices que eso no es un avión, que son dos puntitos. ¡Pues sí!, el avión tiene dos motores que están mucho más calientes que el resto del avión, por eso la cámara lo ve nada más como dos puntitos”.

Deja tu comentario

Comentarios