Cultura

El comportamiento colectivo de las hormigas, un descubrimiento que asombra

CulturaUNAM Nota: René Chargoy G. Fotos: Barry Domínguez
comportamiento-hormigas4-anarquía-inteligente-ElAleph-UNAMGlobal
Debora Gordón, Universidad Stanford, El Aleph
  • La mirmecóloga Deborah Gordon ofreció una conferenciante magistral en El Aleph. Festival de Arte y Ciencia 2019

 

Deborah Gordon es profesora en el Departamento de Biología de la Universidad de Stanford, se ha dedicado de tiempo completo a investigar cómo funcionan las colonias de hormigas sin control central, utilizando redes de interacciones simples, y cómo estas redes evolucionan en relación con los entornos cambiantes. Este sábado 25 de mayo ofreció en la Sala Carlos Chávez del Centro Cultural Universitario, en el marco de El Aleph. Festival de Arte y Ciencia, la conferencia magistral titulada Redes de hormigas: La anarquía inteligente.

Sus proyectos de investigación incluyen un estudio a largo plazo de una población de colonias de hormigas cosechadoras en Arizona, otros sobre la hormiga invasora argentina en el norte de California, redes de senderos de hormigas arbóreas y mutualismos de hormigas en América Central. En su conferencia, que registró cupo lleno, dijo que se ha interesado en estudiar estos insectos sociales porque le llaman la atención los sistemas que no necesitan un control central, donde todos los individuos interactúan y es posible observar distintos tipos colectivos de comportamiento que llegan a ser muy similares entre sí.

Explicó cómo se producen las interacciones desde una perspectiva ecológica, y remarcó que en ese proceso complejo todo fluye y todo cambia, de tal manera que el comportamiento colectivo, visible en diferentes especies en la naturaleza, se produce a partir de los cambios que se dan en el medio ambiente.

Su labor como investigadora le ha revelado una nueva y original comprensión de cómo las hormigas realizan el trabajo de la colonia: Las reinas no tienen ninguna autoridad sobre las otras hormigas, lo que anula la idea de la jerarquía en la sociedad de estos insectos. Gordon mostró cómo una colonia de hormigas opera sin ningún control central, y que ninguna tiene poder sobre otra. Aun así, la colonia de hormigas realiza armoniosamente tareas extremadamente complejas; incluyendo la construcción de nidos, el almacenamiento de alimentos, el cuidado de los jóvenes y la recolección de basura.

Gordon mostró, con el apoyo de algunos videos, que las hormigas siempre están listas para cambiar y que son muy hábiles para encontrar nuevas rutas cuando las anteriores han sido modificadas de manera intencional o no. “Para ello mapeamos no sólo los caminos que tomaban sino otras uniones que excluían, y de este modo llegamos a comprender cómo eligen y qué bordes siguen”, apuntó la especialista.

Las hormigas también cambian de una tarea a otra, lo que contradice la visión de que las sociedades de insectos operan en un sistema de castas. Al respecto mencionó cómo utilizan información local simple para tomar las decisiones que generan el complejo comportamiento de las colonias. “El comportamiento colectivo toma muchas formas, como la emergencia, la auto organización, el súper organismo y las redes dinámicas”, refirió.

“Utilizamos colonias de hormigas para investigar sistemas que operan sin control central y exploramos analogías con otros sistemas, como el Internet, el sistema inmunológico y el cerebro”. Sus estudios sobre colonias de hormigas la han llevado al descubrimiento de la “Anternet”, que regula la alimentación de las hormigas de la misma manera que Internet regula el tráfico de datos.

En su conferencia señaló también que las hormigas se reproducen para evolucionar en distintos ambientes. Interactúan a partir del olfato, ya que la mayoría de ellas no puede ver bien, sino que se orientan al olerse entre sí contactando con una capa de grasa que llevan adherida a sus antenas, lo cual les sirve para obtener información importante. Las feromonas que van dejando en su camino es su rastro. “El mensaje es el olor”, precisó Deborah Gordon.

Para la especialista en mirmecología (rama de la entomología que se ocupa del estudio de las hormigas) resulta genial trabajar con estos insectos. Le encanta cuando la sorprenden y hacen algo que no esperaba. Para ella son una excelente manera de abordar preguntas más generales sobre el comportamiento colectivo. “Podemos usar lo que estamos aprendiendo sobre la ecología de diferentes especies de hormigas para cuestionarnos sobre otros sistemas y la diversidad del comportamiento colectivo”, indicó.

 

Deja tu comentario

Comentarios