Deportes

Diana Laura García mantiene objetivos pese a la pandemia

Omar Hernández/Eduardo Aguilar/Fotos: cortesía Diana Laura García
La alumna de la FES Acatlán, medallista de oro en Universiada Nacional y ganadora del Premio Universitario del Deporte 2019, busca representar a México y refrendar sus títulos nacionales.

El suelo de su casa se cimbra cuando deja caer los 100 kg de peso que le pone a la barra para entrenar. Y no falta uno que otro vecino que se queja. Sin embargo, la adversidad que ha significado el confinamiento por la Covid-19 no difumina el gran objetivo actual de Diana Laura García Hernández, halterista y alumna de la FES Acatlán: representar a México en una Universiada Mundial.

Sin competencias, sin un gimnasio para entrenar, pero con la motivación a distancia de sus compañeros y entrenador, la medallista de oro en la Universiada Nacional 2019 y ganadora del Premio Universitario del Deporte 2019, en la categoría de Mejor Alumno Deportista, ha tenido que ingeniárselas para mantener su condición física en el mejor estado posible sin que exista un solo día en el cual no se vea a sí misma como una seleccionada nacional.

“Quiero estar en la Selección Nacional, tener la oportunidad de representar tanto a la Universidad como a mi país en una competencia internacional”, afirma Diana Laura García, mientras desmenuza cómo han sido los últimos siete meses de encierro.

“Cuando inició el confinamiento estábamos a punto de competir en el Regional rumbo a la Universiada Nacional 2020. Fue un golpe duro porque prácticamente todo el trabajo se fue por la borda. Conseguí barra y discos, adapté el poco espacio que tengo en casa e intento mantenerme en buen estado físico y emocional”, comparte la halterista quien también subraya que cuida al máximo su alimentación, otro aspecto indispensable en su disciplina deportiva, pensando en refrendar sus logros en el Campeonato Nacional de Primera Fuerza, la Universiada Nacional y el Torneo del Pavo del año 2021, en la categoría de 71 kilogramos, si las condiciones lo permiten.

“En halterofilia tienes que entrenar diario para tener avances. Si lo dejas, todo el trabajo que hiciste durante años o meses, se va. Sí me ha costado trabajo, pero creo que por lo mismo que ha pasado tanto tiempo, ya hasta me adapté”, añade Diana Laura García, quien representa a la UNAM desde que cursaba el nivel medio superior en la Escuela Nacional Preparatoria plantel 8 “Miguel E. Schulz”, cuando su curiosidad la llevó a descubrir un estilo de vida.

“Vi a mis compañeros levantar muchísimo peso, era muy impresionante para mí y dije ‘yo quiero intentarlo’. Los entrenamientos me gustaron mucho y empecé a dedicarle más tiempo, empecé con uno o dos días, después ya casi era toda la semana y más adelante ya era de lunes a sábado. Mi primera competencia a nivel nacional fue la Olimpiada Nacional 2014, yo sabía que ahí ya contendían seleccionadas nacionales con un alto nivel, era casi imposible pensar en una presea, pero me lo propuse y gané el segundo lugar. La sensación fue increíble y me motivé para las siguientes disputas”, rememora García Hernández.

Ahora, en condiciones inusuales debido al confinamiento por la Covid-19, alterna sus entrenamientos en casa con sus clases del sexto semestre de la carrera de arquitectura, su otra pasión. “Me gusta todo lo que implica realizar un proyecto, todos sus requerimientos, un poco de todos los ámbitos: socioeconómico, cultural, diseño, cálculos, etcétera. Me encanta esa parte de innovar el hábitat humano. En este punto de mi vida, me gustaría especializarme en mi carrera sin dejar de soñar en el deporte”, sentencia sin dejar de lado el sueño de todo atleta: los Juegos Olímpicos.

 

Deja tu comentario

Comentarios