Academia Campus Ciencia Salud

Contra la COVID-19, “hay que ponernos la vacuna que nos toque”

Farrah de la Cruz/Myriam Nuñez

Con la publicación que The Lancet ha hecho respecto a los resultados tan esperados de la fase III de la vacuna Sputnik V, las dudas se apaciguaron y ya forma parte de la lista avalada por la comunidad científica internacional. Sin embargo, la carrera contra el SARS-CoV-2 sigue vigente porque, ahora el reto es proveer de vacunas a la mayor cantidad de población mundial en el menor tiempo posible.

En este contexto, Susana López Charretón, del departamento de Genética del Desarrollo y Fisiología del Instituto de Biotecnología de la UNAM, subrayó que lo más importante en estos momentos es protegernos contra la enfermedad grave, y una medida para ello es colaborar con la vacunación.

“El problema ahora es el cómo están surtiendo las vacunas. Pfizer-BioNTech, AstraZeneca y ahora Sputnik V van a tener que surtir a una cantidad impresionante de usuarios (…) pero no son entregas que vamos a tener sobrantes, por eso yo creo que en este momento sería importante aconsejarle al mundo que se ponga la que le toque, no estamos para escoger sabores”.

Si bien la aplicación de la vacuna de Pfizer ha mostrado complicaciones en algunas personas mayores de 60 años, es importante destacar que su efecto, al igual que la de AstraZeneca y la Sputnik V, es eficaz en la protección. En este sentido, López Charretón señaló que, en el caso de México, corresponderá a la Secretaría de Salud recomendar a su población qué vacuna aplicarse según sus características.

Asimismo, priorizó el uso de las vacunas para contrarrestar la carga viral a nivel mundial. En entrevista para Prisma RU de Radio UNAM, la investigadora universitaria explicó que en el caso específico de los virus RNA (como el coronavirus), es normal que sufran infinidad de mutaciones, de ahí las variaciones que se descubrieron recientemente en Reino Unido, Sudáfrica y Brasil, las cuales indican una secuenciación de genomas completos mucho más que antes.

Ante la alarma que se ha generalizado en torno a la poca eficacia que pudieran tener las vacunas frente a las nuevas variantes, la doctora López Charretón apuntó que, aunque se precisa de programas de epidemiología genómica para conocer más sobre su comportamiento, se puede decir que las que se han dado a conocer son variantes que sí son neutralizadas por las nuevas vacunas, pero en caso de que apareciera una variante claramente resistente, la tecnología con la que ahora se cuenta podría agilizar una vacuna que indujera anticuerpos contra esa variante.

Entrevista íntegra

Deja tu comentario

Comentarios