NewsFeed Reportaje

Campus central, 15 años de patrimonio vivo

UNAM Global TV

En 2007 el cielo del sur de la Ciudad de México se iluminó con fuegos artificiales en señal de festejo, pues los universitarios celebraban la inscripción del campus central de Ciudad Universitaria de la UNAM en la Lista del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Anteriormente el 18 de julio de 2005 el Campus Central fue declarado Monumento Artístico; pero el 12 de julio de 2007 se obtuvo oficialmente la declaratoria de Patrimonio por ser un conjunto monumental ejemplar del modernismo del siglo XX que integra urbanismo, paisajismo, arquitectura, ingeniería y las bellas artes en una sola área destinada al estudio.

En aquella ocasión Siochiro Matsura, representante de la UNESCO, hizo entrega del pergamino oficial de la declaratoria al rector de la Universidad, Juan Ramón de la Fuente Muñiz. Al respecto ambos comentaron lo siguiente:

“La Ciudad Universitaria se reivindica ante el mundo no sólo como un conjunto arquitectónico de excepción, que lo es, sino como un organismo vivo y dinámico cuyos latidos evocan emociones intensas, recuerdos perdurables, anhelos de superación individual y colectiva, pero sobre todo, posibilidades insospechables de engrandecer a la patria y proyectar con autoridad moral y fortaleza legítima los valores de su espíritu y la grandeza de su raza”, de la Fuente Muñiz.

“Sin duda para la UNAM y para la arquitectura moderna de México es motivo de orgullo que el Campus Central de la Ciudad Universitaria es actualmente reconocido como una aportación de particular relevancia para la cultura de la humanidad, ya que en él están las manos de muchos de los profundos valores de la excepcionalidad de la cultura mexicana”, Matsura.

Edificado entre 1942 y 1952, el Campus Central de la UNAM está dividido en tres áreas: el Estadio Universitario decorado por Diego Rivera; la Zona Escolar, donde entre otras obras arquitectónicas está la Rectoría y la Biblioteca Central; y la Zona deportiva, donde está la Alberca Olímpica y el Frontón Cerrado. Este espacio comprende 176.5 hectáreas de las 733 que en total conforman la Ciudad Universitaria, cuya construcción fue ejecutada por más de 60 arquitectos, ingenieros y artistas.

El Campus Central de la Ciudad Universitaria de la UNAM forma parte de un selecto grupo de cinco universidades en el mundo que portan esta distinción, y es una de las dos que corresponden al Movimiento Moderno del siglo XX.

Recorrido por el Patrimonio Mundial

“Una de las razones por las cuales el Campus Central de Ciudad Universitaria es tan particular es la integración plástica, que une arte con arquitectura y que se ve reflejado en obras y edificios como los murales de la torre de Rectoría, realizados por David Alfaro Siqueiros, o la Biblioteca Central, hechos por Juan O’Gorman, expresó Raquel Seoane Vázquez, de la Oficina de Difusión y Promoción del Campus Central.

Raquel es egresada de la carrera de Ciencias de la Comunicación por la UNAM y desde hace cuatro años recibe a visitantes nacionales y extranjeros para transmitirles el valor que tiene este patrimonio de México para el mundo.

“Comencé a hacer mi servicio social aquí porque desde un inicio me interesó conocer más del Campus Central y tengo me causa admiración los murales, imaginarme a los artistas construyendo todo este legado que sigue en pie. Sigo siendo guía porque me encanta compartir con las personas este sentimiento de admiración, que se apropien del sitio y ver caras sorprendidas de la grandeza y la magia que este lugar transmite”, comentó.

Uno de los recorridos por este espacio comienzaen el Centro de Visitantes, donde hay una maqueta que ayuda a entender cómo está la distribución de Ciudad Universitaria y cuál es el espacio dentro de este que está declarado como Patrimonio Mundial. En esta primera parada se explica el contexto histórico de este espacio, como que en 1952 se llevó a cabo la inauguración de Ciudad Universitaria y dos años más tarde se ocuparon las nuevas instalaciones.

La segunda parte consta de caminar por el jardín central hasta la parte posterior de la torre de Rectoría, donde se indica que cuenta con tres murales del artista mexicano David Alfaro Siqueiros. Después de una breve sesión de fotos, se explica que la Biblioteca Central fue originalmente planeada para albergar un acervo de un millón 200 mil libros; pero además que está cubierta por el mural “Representación histórica de la cultura”, considerado como el más grande en su técnica del mundo por tener cerca de cuatro mil metros cuadrados.

Para continuar con este recorrido, los visitantes realizan breves sesiones fotográficas durante el camino hacia el Estadio Olímpico Universitario, lugar que varios visitantes desean conocer porque aquí se han llevado a cabo importantes eventos deportivos históricos, como las Olimpiadas de 1968. Y como dato curioso está el que tiene una capacidad exacta para 68 mil 954 espectadores.

Las visitas guiadas a pie o en bicitren se realizan de manera gratuita previo registro al correo: campuscu@unam.mx. Para mayores informes de horarios y tipos de recorridos se puede ingresar a la página oficial: www.comitedeanalisis.unam.mx/visitas.html.

“Con los recorridos queremos recordarle a la gente que el Campus Central es un patrimonio vivo y esto quiere decir que no solamente pertenece a las personas que aquí estudian o trabajan, sino que es de todos los ciudadanos del mundo y por tanto, los invitamos a que vengan, conozcan, disfruten, pero a la vez que lo cuiden y protejan porque en el futuro otras generaciones podrán vivirlo como lo hacemos al día de hoy”, enfatizó Seoane Vázquez.

Deja tu comentario

Comentarios