Campus

Aumentan los problemas visuales por exceso de pantalla: efectos colaterales de la pandemia

Karina Canseco/Damián Mendoza

 

Ha habido un incremento exponencial de solicitudes para atender casos relacionados con problemas visuales debido al uso excesivo de computadoras, tabletas y celulares durante la pandemia, indicó Reyna Citalán Zúñiga, académica de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES), Unidad León, de la UNAM.

 

En la clínica de la Unidad de Salud Visual ENES León, “hemos atendido bastantes estudiantes de todos los niveles académicosque han tenido repercusiones y que han mencionado que se cansan bastante y que ya no toleran una clase completa viendo al monitor. Hemos encontrado problemas en la superficie lagrimal (película líquida que ayuda a mantener el ojo hidratado) que propician síntomas de ojos secos y alergias que se desarrollan o activan por la sobreexposición a los dispositivos”.

En entrevista para el programa Prisma Ru de Radio UNAM, la universitaria advirtió que las primeras señales de daño visual en un niño, adolescente o adulto, son la fatiga ocular que empieza en el trabajo frente a la computadora, tableta o celular.A los cinco, máximo diez minutos ya están teniendo problemas de ojos rojos, comezón, ardor y visión borrosa o dificultad para ver”.

Posteriormente aparecen el dolor de cabeza,la molestia a la luz, a las pantallas de otros dispositivos y la dificultad para ver hacia diferentes distancias. Ante estos síntomas, recomendó, es necesario acudir a una consulta de valoración de salud visual con especialistas.

“Ellos determinarán cuánto y cómo ve el paciente, tomando en cuenta que influyen defectos refractivos (defectos ópticos) como la miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia (o vista cansada relacionada con la edad), y factores como “la calidad lagrimal, patologías como la conjuntivitis o algún tipo de alergia sin tratar que combinados con el mayor tiempo de exposición frente a los dispositivos hacen una mezcla de síntomas que afectan la salud visual”.

Citalán Zúñiga añadió que el globo ocular deja de crecer hasta los 21 años de edad, durante la etapa escolar se exigen muchas actividades visuales a diferentes distancias por lo que es necesario monitorear, por lo menos cada año, la graduación de los anteojos, particularmente en los niños.

La académica dijo que hay una serie de cosas que podemos hacer para mantener los ojos sanos: adecuar al tiempo que pasamos frente a un dispositivo, la regla que se conoce como 20 x 20 x 20 y que consiste en descansar la vista cada 20 minutos y fijar la mirada en otro lado durante 20 segundos a una distancia de 20 pies (seis metros).

Aplicar la ergonomía visual, es decir, regular la distancia a la que debemos tener el monitor de los dispositivos, para una computadora debe ser de alrededor de 50 centímetros y para una pantalla (televisión) de un metro.

También ayudará reducir el brillo de los dispositivos y colocar la pantalla de la computadora a una altura por debajo de la línea visual para que el párpado cubra la superficie ocular y con ello evitar la evaporación de la lágrima y la resequedad ocular, concluyó.

Deja tu comentario

Comentarios