Academia NewsFeed

Ante riesgos de fraudes electorales es necesario avanzar en una cultura democrática: presentadores del libro “Bajo la lupa”

PUEDJS-UNAM
El fiscal electoral Ortiz Pinchetti: en 2018 no hubo una elección “impoluta”, pero sí fue democrática y estuvo ausente la anterior voluntad política, organizada desde la Presidencia, de realizar fraude
  • Martín Faz, consejero del INE, suscribió ideas centrales del libro: uno, siguen existiendo actores que buscan afectar la democracia y, dos, es fundamental la participación masiva de la ciudadanía para derrotar esos intentos, como sucedió en 2018
  • Isabel González Flores, de la Segob: en el país tenemos una “ciudadanía en construcción” y todavía no se considera que haya una democracia plena debido a la desconfianza en las autoridades electorales que hemos heredado

Pese a la amplia movilización ciudadana en los comicios de 2018 y a los nuevos equilibrios políticos posteriores, el riesgo de fraudes electorales en México no ha desaparecido, por lo que es necesario avanzar en una agenda ciudadana, legal e institucional que por fin consolide una cultura y un sistema democrático en el país. Esta fue una de las coincidencias durante la presentación del libro “Bajo la lupa. Análisis de casos relevantes en la elección de 2018. Hacia una agenda electoral ciudadana”, de Walter Arellano.

El libro fue presentado por José Agustín Ortiz Pinchetti, titular de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEDE); Martín Faz Mora, consejero del Instituto Nacional Electoral (INE); e Isabel González Flores, directora de Cultura Democrática y Fomento Cívico de la Secretaría de Gobernación (Segob), además del autor y, como moderador, el sociólogo y constitucionalista John Ackerman.

Coeditado por Tirant lo Blanch y el Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad (PUEDJS) de la UNAM, que dirige Ackerman, el libro fue comentado este jueves en una transmisión en vivo vía las redes sociales de este centro de investigación.

El fiscal Ortiz Pinchetti precisó que, si bien la de 2018 no fue una elección “impoluta”, sí fue democrática y estuvo ausente la anterior voluntad política, organizada desde la Presidencia, de realizar “fraude genérico”. Y agregó: “Lo que impidió el fraude electoral en 2018 es un misterio que tendrán que desentrañar los historiadores del futuro”.

Recordó que, por ejemplo, en las elecciones presidenciales de 1988, 2006 y 2012 se observó el trabajo coordinado de los distintos factores del Estado, incluidos empresarios, ministros de culto, periodistas y otros poderes. Pero en 2018, agregó, incluso se notó un “repliegue” del gobierno de Estados Unidos, que, por ejemplo, en 2006 intervino en México en contra de la democracia y la voluntad del pueblo.

Dijo que “Bajo la lupa” hace aportes muy importantes porque analiza los casos relevantes y propone mejoras hacia el futuro que, como también apuntó Isabel Flores, tienen que ver con el proceso de construcción de una cultura democrática en el país.

Mencionó la necesidad de avanzar en que los perdedores de una elección reconozcan el triunfo de los ganadores y destacó que el problema de la violencia electoral ha disminuido desde 2018. Y Ortiz Pinchetti mencionó otro cambio que genera optimismo: “Que el jefe del Estado mexicano sea un hombre que ha luchado por la democracia y que ha prometido vigilar que ya no haya fraudes electorales”.

El consejero Martín Faz suscribió dos ideas centrales del libro de Arellano: uno, que siguen existiendo actores que buscan afectar la democracia y, dos, que es fundamental la participación masiva de la ciudadanía para derrotar esos intentos de fraude, como sucedió en 2018.

Comentó diversos temas que aborda el texto, como campañas negras, uso de recursos ilegales, fake news, encuestas falsas, violencia política de género y, en particular, la “simulación institucional” ante todo ello. También se refirió a casos analizados, como el de “El Bronco”, “Pejeleaks”, “Amlo coins”, Nestora Salgado, Puebla, Coyoacán o el video “No lo dejes manejar”.

Entre otras propuestas planteadas por Arellano, Faz mencionó la importancia de que las autoridades electorales ejerzan sus atribuciones y la agenda ciudadana para 2024, pues se trata de una “reciudadanización” de los comicios, en la que no sólo los expertos conozcan aspectos del derecho electoral, sino también los ciudadanos.

Isabel González Flores, de la Segob, dijo que “Bajo la lupa” es muy importante porque da cuenta de la relevancia de la cultura cívica y democrática en México, sobre todo para los jóvenes. En el país tenemos una ciudadanía en construcción y todavía no se considera que haya una democracia plena, debido a la desconfianza en las autoridades electorales que hemos heredado, comentó.

Destacó que en el libro se aborde el tema de la “democracia participativa”, a la que suele referirse el presidente Andrés Manuel López Obrador, pues hasta 2018 había poco interés de los jóvenes en los asuntos públicos. Agregó que en 2018 hubo cambios decisivos y un ejemplo es la investigación y observación electoral realizada por los jóvenes del PUEDJS.

Sin embargo, precisó, la socialización, politización e impulso de una ciudadanía con valores éticos, sociales y críticos en temas de democracia debe comenzar desde la niñez. “Es momento de resignificar a la escuela para promover la democracia y la educación cívica”, planteó González Flores. “La democracia representativa no es suficiente, nos encontramos en una democracia en construcción, y por eso se hace más importante avanzar en prácticas de democracia participativa”.

Tampoco es suficiente, agregó, elegir gobernantes o realizar ejercicios participativos, como las consultas, sino que es necesario avanzar en una “cultura democrática” en la que lo más importante sea el valor mismo de la participación ciudadana y de una “decisión informada” (sin fake news) en la que se escuche la voz de todos, independientemente de quiénes ganaron y quiénes perdieron.

Walter Arellano, coordinador de Docencia y Formación del PUEDJS, agradeció el apoyo de Ackerman y del trabajo colectivo de sus compañeros, y recordó que en 2018 realizaron un muy importante esfuerzo de observación, investigación y análisis electoral universitario.

Agradeció las reflexiones de los presentadores y dijo que el libro no es sólo para los especialistas en derecho electoral sino para todos aquellos que quieran conocer lo sucedido en 2018. Hubo un “final feliz”, agregó, pero durante el proceso se dieron diversas irregularidades que indican que es necesario avanzar en una agenda ciudadana y otros cambios para evitar que se repitan.

Ackerman también mencionó la observación electoral universitaria de 2018, en la que recibían denuncias ciudadanas de irregularidades y se hacía el seguimiento de noticias falsas en redes sociales, del trabajo del INE, del Tribunal Electoral y de la entonces Fepade. En esas elecciones hubo una copiosa participación, agregó, pero hasta el último momento hubo la incertidumbre de una “caída del sistema” y de un nuevo ataque a la democracia.

“La de 2018 sí fue una elección limpia, pero hubo irregularidades. Hubo grupos que se esforzaron por defraudar la voluntad popular. Ahora hay un parteaguas, pero las estrategias de fraude no han desaparecido y es una obligación seguir luchando para conquistar y ratificar la democracia en México”, dijo el especialista.

Encontrarás más información sobre el libro “Bajo la lupa” en el micrositio:

http://dialogosdemocracia.humanidades.unam.mx/presentacion-bajo-la-lupa/

Sigue las transmisiones y actividades del PUEDJS por sus redes sociales:

YouTube: Diálogos por la Democracia UNAM

Facebook: @DialogosPorLaDemocraciaUNAM

Twitter: @DialogosUNAM

Instagram: @dialogosunam

Contacto PUEDJS-UNAM:

Arturo Jiménez. Coordinador de Publicaciones y Divulgación

arturojimenez1712@gmail.com / 558122-1689

Deja tu comentario

Comentarios