Campus Ciencia

Académica de Cuautitlán, Premio Nacional de Servicio Social

FES Cuautitlán
“El juego y sus raíces” busca que los participantes convivan con distintos pueblos originarios del país, con la finalidad de crear materiales ludográficos e interactivos que salvaguarden prácticas culturales propias de su identidad comunitaria.

Por el impacto en la formación estudiantil y la contribución en el ámbito social que “El juego y sus raíces” ha conseguido desde su creación en 2017, la licenciada Carmen Zapata Flores, académica de la licenciatura en Diseño y Comunicación Visual (DCV) de la FES Cuautitlán, fue galardonada con el primer lugar del Premio Nacional de Servicio Social CISS 2018 (categoría docente-individual), en el marco del 35° Congreso Nacional y 9° Internacional de Servicio Social y Voluntariado Universitario 2018, celebrado en La Paz, Baja California Sur.

Inicialmente un proyecto PIAPIME, el programa a cargo de la licenciada Zapata también fue implementado como un servicio social, en el que hasta ahora se han inscrito 16 estudiantes de DCV y de otras carreras para conformar un trabajo de múltiples beneficios para los universitarios y el entorno.

En este sentido, “El juego y sus raíces” busca que los participantes convivan con distintos pueblos originarios del país, con la finalidad de crear materiales ludográficos e interactivos que salvaguarden prácticas culturales propias de su identidad comunitaria, como lenguas, visiones de mundo y valores y principios humanos. Con este propósito, se define al Diseño dentro de un contexto social y humanitario.

En entrevista, la licenciada Zapata destacó que mediante el programa los alumnos aplican los conocimientos adquiridos a lo largo de su formación académica así como su capacidad de investigación, abstracción, síntesis y empatía. “Si no se hace investigación no se puede hacer un diseño lo más cercano posible a quien va dirigido”, comentó.

A la fecha, se ha visitado Villa de Tututepec, Oaxaca, Xiloxochico de Rafael Ávila Camacho, en Cuetzalan, Puebla, y Dzitnup, Yucatán, donde respectivamente se crearon la “Lotería Cultural”, la “Memoria Nahua” y, con el apoyo del Instituto Mexicano de la Juventud (IMJUVE), el libro cartonero Xi’ipaal (“Niñez”), tres productos artísticos que a partir del juego preservan la lengua mixteca, los íconos más representativos del bordado pepenado y los derechos y valores de los niños mayas.

Además, un año de su implementación se han concretado importantes acercamientos con diferentes instituciones y dependencias, que en conjunto con la Facultad y la responsable del programa han difundido los resultados y logros obtenidos en eventos nacionales e internacionales, como la Feria “México en el corazón de México” y el 2° Congreso Latinoamericano de Gestión Cultural, realizado en Colombia, entre otros más.

Así, el premio otorgado por la Comisión Interuniversitaria de Servicio Social (CISS) el pasado mes de octubre manifiesta el compromiso de la licenciada Zapata Flores con la educación de los estudiantes, quien a través de estrategias pedagógicas ha formado profesionales conscientes de su responsabilidad como egresados de la UNAM.

Como reconoció ella misma, este galardón a “El juego y sus raíces” es una forma de reconocer la importancia que las Humanidades tienen para la UNAM y la Facultad, una forma para revalorar al Diseño como una disciplina de carácter multidisciplinario. “El diseño puede ser una herramienta para la cultura”, concluyó.

Deja tu comentario

Comentarios