Nacional política

A 25 años del movimiento que cimbró a México

Fabiola Méndez/Damián Mendoza
Canal 6 de julio fue el primer medio que publicó un documental sobre el zapatismo.

El 1 de enero de 1994 un grupo de indígenas armados intentó ocupar siete cabeceras municipales en el estado de Chiapas, el mismo día que entraba en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), firmado por Canadá, Estados Unidos y México durante el gobierno de Carlos Salinas de Gortari. De esta manera, nació el Ejército Zapatista de Liberación Nacional  (EZLN), movimiento que cuestionó el sistema político mexicano sobre sus promesas de modernidad.

Un cuarto de siglo después de que el movimiento zapatista cimbró a todo México, lo más importante fue que “los indígenas levantaron la mano y dijeron ‘aquí estamos’, dejando atrás esa imagen del indígena sometido y eternamente derrotado. Fue un suceso que hizo tomar conciencia de que ahí estaban y que habían decidido levantarse, y aunque no fueron todos los indígenas del país, sí representó a toda la comunidad indígena”, señaló Carlos Mendoza Aupetit, director de cine.

El también fundador y actual director del Canal 6 de julio (medio de comunicación alternativo, sui generis, que se creó a raíz de la falta de información en torno al proceso electoral de esa época, caracterizado por su parcialidad para cubrir eventos y conflictos sociales y darles visibilidad), fue el primer medio que publicó un documental sobre dicho movimiento.

Mendoza Aupetit apuntó que cuando surge el zapatismo, en televisión se le llamó el movimiento transgresor. No había mucha información y sí un halo de misterio en el movimiento, no se sabía cómo se había originado, lo que más cimbró fue ver al indígena organizado, “la televisión ha sido durante mucho tiempo controlado a la luz de sus propietarios, de la clase dominante y al servicio de ésta”, afirmó.

Así, un equipo de Canal 6 de julio se movilizó a Chiapas para tratar de entender qué pasaba. El objetivo era darles voz, trabajar en un territorio de guerra fue un reto, además, relacionarse con ellos fue difícil, “inspiraban respeto, no sabíamos cómo acercarnos, estaba también la limitante de la lengua”.

A la distancia, es un documental valioso, oportuno, “la tarea que asumimos es que la gente lo tenía que saber, a la distancia es poca la información que se mostró, pero la gente lo agradeció. Se hicieron siete documentales sobre el zapatismo”.

La Guerra en Chiapas fue el primero, sin embargo, realizarlo tuvo algunas consecuencias pues el equipo de Canal 6 de julio sufrió allanamientos en sus oficinas durante la edición del documental, pero hubo mucha solidaridad de la gente en general y de medios como La Jornada.

“Influimos en que hubiera otros medios y aunque sigue habiendo un predominio de las televisoras, aún nos falta mucho para ser una cadena de medios independientes que tengan mayor penetración, aunque con las redes ya se equilibran las cosas”.

Finalmente, Mendoza Aupetit acotó que Canal 6 de julio continúa su labor de investigación y documentación del movimiento zapatista, aunque “se han aislado más y no tienen protagonismo evidente”.

Deja tu comentario

Comentarios