Salud Sociedad

Debemos cambiar la forma en la que hablamos sobre la obesidad

Universidad de Leeds
Obesidad, invitan a reflexionar sobre las causas sociales que originan el problema. Imagen: stopalaobesidad.com

Reducir la obesidad no se trata necesariamente de comer menos y moverse más“.

Los Servicios de Salud Pública, necesitan hacer más para abordar el estigma arraigado y la discriminación que enfrentan las personas con obesidad, dice un destacado psicólogo de la salud.

Aunque es un problema arraigado en la sociedad en general, el Dr. Stuart Flint, profesor asociado de psicología de la obesidad con sede en la Escuela de Psicología de la Universidad de Leeds, dice que las actitudes negativas sobre el aumento de peso son dominantes en los Servicios de Salud Pública y pueden afectar la forma en que se trata a los pacientes.

Así lo aclaró en la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology para conmemorar el Día Mundial de la Obesidad, Flint argumenta: “El estigma y la discriminación de peso son comunes en los entornos de atención médica y afectan la calidad de la atención que reciben los pacientes“. “Además de actuar como una barrera para las personas con obesidad que buscan ayuda y reciben tratamiento“.

La ignorancia sobre las causas científicas del aumento de peso son parte del problema. Flint dice que muchas personas tienen estereotipos en los que creen que las personas son responsables de su propio aumento de peso porque son perezosas o glotonas, pero la realidad es otra.

La investigación muestra que la obesidad es “… una condición de salud compleja y multifacética que puede ser causada, por ejemplo, por factores genéticos, epigenéticos, biológicos, ambientales y sociales.

La diferencia más notable es el lenguaje que utiliza el personal de salud para los pacientes con cáncer, que son de carácter positivo, reflejando optimismo y esperanza”, dice. “Pero, cuando se compara con el diálogo usado para pacientes con obesidad, el lenguaje es negativo y refleja pesimismo, miedo y hasta desagrado“.

El Dr. Flint lanzó una lista de lo que se debe y no se debe hacer para ayudar al personal de salud a evitar el lenguaje negativo cuando hablan sobre la obesidad.

La lista sugiere:

  • Utilice descripciones objetivas como “peso” o “exceso de peso”.
  • Ponga a las personas primero: no use “personas obesas” sino “personas con obesidad”.
  • Sea preciso en la descripción de las causas complejas del aumento de peso.
  • Evitar insinuaciones de que hay un grupo de personas que no desean controlar su peso.

Los esfuerzos actuales para reducir la obesidad simplemente no están funcionando“.

Estos consejos ayudarán a liderar el camino para cambiar la forma en que hablamos sobre la obesidad, ayudar a promover una comprensión más amplia de las complejidades de la obesidad y ayudarnos a alejarnos de los estereotipos dañinos“, concluye el Dr. Flint.

Fuente: Universidad de Leeds

Artículo: Flint, S. W. (2020). The NHS long-term plan: a comparison of the narrative used for cancer and obesityThe Lancet Diabetes & Endocrinology.

 

Deja tu comentario

Comentarios

Hablamos de: