Sociedad

29 de agosto, lo que pasó un día como hoy

Redacción

En 1632 nació John Locke

Reconocido pensador y filósofo inglés, es considerado el máximo representante del empirismo filosófico moderno y del liberalismo político. Estudió en la Universidad de Oxford, donde se doctoró en 1658. Aunque su especialidad era la medicina, también fue diplomático, teólogo, economista, profesor de griego antiguo y de retórica entre otras asignaturas humanistas. Consiguió fama y renombre gracias a sus escritos filosóficos, en los que desarrolló las bases del pensamiento político liberal. Postuló que al nacer, la mente humana es como una hoja en blanco en estado de tabula rasa y sin conocimientos, aseguró que la primera fuente de conocimiento humano es la experiencia derivada de la percepción de todos nuestros sentidos. Defendió la tolerancia religiosa hacia todas las sectas protestantes e incluso a las religiones no cristianas, sin embargo demostró el carácter interesado y parcial de su liberalismo al excluir del derecho a la tolerancia tanto a los ateos como a los católicos. El enfrentamiento entre católicos y protestantes, sería la clave de los conflictos religiosos que lastimarían a las islas Británicas y a Europa entera. En su obra más trascendente, Dos ensayos sobre el gobierno civil, sentó los principios básicos del constitucionalismo liberal, al postular que todo hombre nace dotado de derechos naturales que corresponde al Estado proteger: la vida, la libertad y la propiedad.

 

En 1978 murió Emma Roldán

Reconocida actriz mexicana, es considerada una de las figuras más representativas de la Época de Oro del cine mexicano. Su carrera artística fue prolífica y se extendió durante más de 30 años sin interrupción, sin embargo nunca encabezó ningún elenco. Participó en más de 300 películas tanto en México como en el exterior, junto a estrellas como Pedro Infante, Jorge Negrete, Mario Moreno “Cantinflas”, María Félix, Dolores del Río y Rosita Quintana. Sus películas más famosas son: La pasión según Berenice, El ahijado de la muerte y Monja casada, virgen y mártir. Es reconocida como una de las más destacadas actrices secundarias de México y aunque nunca fue protagonista, brillaba gracias a su gran versatilidad y al particular sello que le imprimía a sus personajes. Interpretaba con maestría y naturalidad a mujeres incultas de vecindad, mujeres avariciosas, villanas, damas de la alta sociedad, señoras usureras, chismosas, abuelas de carácter o abuelas bonachonas. Emma Roldán dejó una huella imborrable en el cine mexicano, su trabajo sigue vigente gracias a su talento y a su extensa filmografía, que hoy se exhibe en televisión abierta y la convirtió en leyenda.

Deja tu comentario

Comentarios