Cultura Literatura

100 años de Patricia Highsmith

Roberto Gutiérrez Alcalá

La autora de la saga de Ripley, entre otras novelas, así como de varios libros de relatos, siempre se sintió atraída y fascinada por la maldad y la culpa

Estuvo a punto de no nacer, pues su padre presionó a su madre, una ilustradora de la famosa revista de moda Women’s Wear Daily, para que abortara. Sin embargo, Patricia resistió la trementina que su progenitora ingirió y vio la luz del mundo el 19 de enero de 1921 en Fort Worth, Texas, Estados Unidos.

Bautizada como Mary Patricia Plangman, el apellido con que se volvería célebre –Highsmith– lo recibió del segundo marido de su madre. En 1927 se trasladó con ésta a Nueva York y, tras
egresar de la Julia Richmond High School, se inscribió en el Barnard College, donde estudió filología inglesa.

Posteriormente, recomendada por su amigo Truman Capote, autor de A sangre fría, pasó ocho semanas en Yaddo, la comunidad de artistas de vanguardia ubicada en Saratoga Springs.

En 1945 publicó su primer cuento en la revista Harper’s Bazaar y, en 1950, su primera novela: Extraños en un tren, la cual fue llevada al cine un año después, con el mismo título, por Alfred Hitchcock.

En 1952 apareció su novela El precio de la sal pero, debido a su trama lésbica, tuvo que firmarla con el seudónimo Claire Morgan (en 1987 sería reeditada bajo el título Carol, con el verdadero nombre de su autora).

Tres años después, en 1955, salió de la imprenta la primera novela que le dedicó a Tom Ripley, un estafador y asesino muy inteligente y carismático: El talento de Mr. Ripley. A ésta le seguirían La máscara de Ripley (1970), El juego de Ripley (1974), Tras los pasos de Ripley (1980) y Ripley en peligro (1991).

Highsmith escribió otras novelas, como Ese dulce mal (1960), Las dos caras de enero (1961), La celda de cristal (1964) y Crímenes imaginarios (1965), así como varios libros de relatos, entre los que destacan Once (1970), Pequeños cuentos misóginos (1974), A merced del viento (1979) y Catástrofes (1987). Siempre se sintió atraída y fascinada por la maldad y la culpa.

En 1963, la escritora estadounidense dejó su país natal para establecerse en Europa. Primero vivió en Irlanda, luego en Inglaterra y Francia, y, a partir de 1982, en Suiza.

Alcohólica desde su juventud y fumadora compulsiva, falleció el 4 de febrero de 1995 en un hospital de Locarno, a causa de una anemia aplásica y un cáncer pulmonar.

Su amigo Graham Greene escribió acerca de ella: “Es una escritora que ha creado su propio mundo, un mundo claustrofóbico e irracional, en el cual entramos cada vez con un sentimiento de peligro personal, con la cabeza inclinada para mirar por encima del hombro, incluso con cierta renuencia, pues vamos a experimentar placeres crueles […]. Patricia Highsmith es una poetisa de la aprensión y el recelo más que del miedo. […] A mi modo de ver, su mejor novela es El temblor de la falsificación y si me preguntaran por su tema, respondería que es el recelo, la aprensión.”

Basadas en El talento de Mr. Ripley, se han filmado las películas A pleno sol (1960), dirigida por René Clément y protagonizada por Alain Delon; y El talento de Mr. Ripley (1999), dirigida por Anthony Minghella y protagonizada por Matt Damon.

A partir de La máscara de Ripley se ha rodado Mr. Ripley: el regreso (2005), dirigida por Roger Spottiswoode y protagonizada por Barry Pepper.

Y basadas en El juego de Ripley, se han filmado El amigo americano (1977), dirigida por Wim Wenders y protagonizada por Dennis Hopper; y El juego de Ripley (2002), dirigida por Liliana Cavani y protagonizada por John Malkovich.

Sobre este singular personaje, Ripley, la misma Highsmith dijo alguna vez: “Me gusta porque crea historias por sí mismo, es amoral y hace cosas ilegales.”

Deja tu comentario

Comentarios